Etiquetas

, , ,

 

32161416578315

Los mercados agrícolas se acercan al 2015 con la necesi­dad de acomodarse a un nuevo escenario global. En el país se espera alcanzar nuevamente una producción de 10 millo­nes de toneladas cosechadas, los precios en el mercado in­ternacional estarían en torno a Us$ 400 cada tonelada, por lo que la producción sojera estaría valorizada en US$ 4.000 millones.

En el marco internacional, Paraguay se constituye en la actualidad como uno de los principales productores y exportadores mundiales de soja y derivados de su in­dustrialización.

La brecha entre un país exportador de granos y uno industrializador disminuye mediante la inversión de importantes empresas que generan valor agregado con el objetivo de obtener ma­yores ingresos económicos y un mayor impacto social.

La soja, a inicio del 2015, seguirá marcada por pre­cios bajos, después de años en los que la demanda su­peraba a la oferta. Ahora con la producción récord de EEUU y las expectativas de una cosecha sudamericana que superaría las 165 mi­llones de toneladas, poco puede influir la demanda como para que los precios cambien su tendencia ba­jista, según un informe de Agroeducación.

La siembra de soja en Pa­raguay se realiza normal­mente durante octubre, aunque en las últimas dos campañas se observa una tendencia a la ampliación del período de siembra sobre todo adelantando la misma, es lo que denominamos soja tempranera que com­prende la siembra durante setiembre, y este año, en agosto. Como antecedente se observa que en la última campaña la soja tempranera tuvo rendimientos muy por encima de los de la siembra media o tardía.

SUBA DE LOS COMMODITIES

A raíz de los bajos precios internacionales, el sector se contrajo en gran medida, sin embargo se pronostica una muy buena temporada.

A mediano y largo plazo el Paraguay tiene potencial de expandir el área sembrada, no sólo en superficie, sino también en rendimiento por hectárea. Analistas indican que ésta es una situación co­yuntural, los precios de los principales commodities vol­verán a tomar fuerza con el correr del tiempo.

Las exportaciones del com­plejo soja representan el 70% de las exportaciones de pro­ductos agrícolas, y el 41% de las exportaciones totales. Las exportaciones de la industria de soja aportan el 15% de las exportaciones totales. La pre­sente campaña se presenta de muy buena manera, esperan­do resultados similares a la producción sojera de la zafra pasada.

AGROALIMENTOS

La industria agroalimenticia es el principal destino de las inversiones extranjeras. En el rubro sojero nacional, los bra­sileros toman la posta.

El cultivo de la soja se ha desarrollado enormemente en estos últimos años. En la región oriental del Paraguay, el área sembrada de soja pre­senta una tasa de crecimiento positiva y relativamente alta.

El cultivo de soja se ha de­sarrollado en esta región en tierras utilizadas antes para la cría y ha tenido como conse­cuencia el desplazamiento de la hacienda bovina paraguaya a la región del Chaco.

El desafío a mediano plazo para el país es asegurar la rentabilidad de la producción y fortalecer la competitividad de las exportaciones en el camino hacia el logro de me­joras en la productividad que permitan seguir generando valor a lo largo de toda la ca­dena agroindustrial.

 

Fuente: 5días.

Anuncios