2014-12-22-campos

Luego de un intenso debate entre los senadores de las distintas bancadas terminaron determinando la aprobación con modificaciones del proyecto de ley que marca las nuevas bases del Impuesto Inmobiliario.

Luego de un intenso debate entre los senadores de las distintas bancadas terminaron determinando la aprobación con modificaciones del proyecto de ley que marca las nuevas bases del Impuesto Inmobiliario.

Entre los principales puntos que determina esta nueva normativa son los impuestos adicionales que se agregan con esta nueva normativa, así como la actualización del valor fiscal de los inmuebles que se utiliza como base para el cálculo del impuesto actualmente.

Como una primera medida, en busca de “acercar a los valores del mercado” –según manifestaban legisladores en la sesión– la legislación habla de aumentar 4 veces la base imponible del área rural, para luego dar lugar a unas actualizaciones marcadas por el Servicio Nacional de Catastro.

Al mismo tiempo también se agregarán unas tasas adicionales para los propietarios de inmuebles rurales de acuerdo con su ubicación y al tamaño de su finca.

Así como para los dueños de propiedades urbanas baldías, que deberán abonar 20% más sobre el impuesto liquidado si tuviera esta condición entre 0 a 5 años, mientras que irá subiendo de manera progresiva si se mantuviese la condición de baldío.

RECAUDACIÓN BAJA

Según el senador Juan Darío Monges, con la nueva legislación se podría incrementar el aporte desde un bajísimo US$ 11 millones que se paga actualmente hasta los US$ 31 millones en una primera etapa.

Aunque el valor todavía es bastante pequeño considerando las funciones que deben desempeñar los gobiernos locales, que tienen en este tributo su principal fuente de ingresos, es un primer paso interesante.

Fuente: 5 dias