Etiquetas

, , , ,

maxresdefault

Yeso

El yeso (Sulfato de Calcio – CaSO4) es uno de esos materiales raros que se desempeñan en las tres categorias de tratamiento de suelos: en la mejora, acondicionamiento y fertilización.
Los acondicionadores del suelo, tales como yeso, están seriamente infravalorado en comparación con el uso de fertilizantes. Dr Arthur Wallace (Ph.D. Ciencias del Suelo y Nutrición de las Plantas) y el doctor Garn Wallace (Ph.D. Bio-Química), de Laboratorios Wallace en El Segundo, CA, EE.UU., cree que si la estructura del suelo no está bien, entonces nada está bien.

 

Veamoslo desde el punto de vista de las plantas. El asunto subyacente aqui es la DISPONIBILIDAD. ¿Qué cantidad de sulfato de calcio (nutrición) está a disposición de la planta para satisfacer sus requerimientos de yeso cuando se la necesita? Lo mismo ocurre con el suelo. Si no recibe el yeso cuando lo necesita, la tierra se puede compactar, evitar la penetración del agua y el aire, perdiendo su capacidad de lixiviación y se vuelven saturados con sal u otros elementos excesivamente nocivos para el crecimiento de las plantas y la salud. Luego, la planta sufre por las malas condiciones del suelo.
La estructura del suelo pobre es un factor limitante importante en el rendimiento de los cultivos. Lo esencial a los muchos beneficios del yeso es el más alto rendimiento a un mínimo costo.

 

El Yeso Mejora la Tierra Compactada

El yeso puede ayudar a romper el suelo compactado. La compactación del suelo se puede evitar al no arar o conducir la maquinaria en el suelo cuando está demasiado húmedo. La compactación en muchos pero no todos los suelos pueden ser disminuidos con yeso, sobre todo cuando se combina con la labranza profunda para romper la compactación. La combinación con mejoras orgánicas también ayuda, sobre todo previniendo a que vuelva a compactarse. (1)

 

El Yeso Disminuye La Densidad Aparente Del Suelo

El suelo tratado con yeso tiene una menor densidad en comparación con los suelos no tratados. El material orgánico incluso puede disminuirla aún más cuando ambos se utilizan. El suelo blando es más fácil de arar, y los cultivos al igual que el suelo mejoran. (1)

 

El Yeso Ayuda a Preparar El suelo Para Manejar La No Labranza

La aplicación generosa de yeso es un buen procedimiento para iniciar un pedazo de tierra en la gestion de no labranza del suelo o de los pastos. La mejora de la concentración del suelo y la permeabilidad persistirá durante años y los fertilizantes aplicados en la superficie penetrarán más fácilmente a consecuencia del yeso. (1)

 

El Yeso Impide el Endurecimiento del Suelo y Ayuda a la Germinación de las Semillas

El yeso puede disminuir y prevenir la formación de la costras en la superficie del suelo que son el resultado de gotas de lluvia o de riego por aspersión en suelos inestables. La prevención de la formación de costras significa que mas semillas germinarán, las semillas germinarán más rápida y fácilmente poco días antes de la cosecha y del mercado. La germinación de semillas a menudo ha sido aumentada de 50 a 100 por ciento. La prevención de costras en los suelos dispersivos es una reacción de floculación. (1)

 

EL Yeso Disminuye la Pérdida de Nitrógeno de los Fertilizantes hacia la Atmósfera

El calcio del yeso puede ayudar a disminuir la pérdida por volatilización del amoniaco nitrógenado de las aplicaciones de amoniaco, nitrato de amonio, UAN, urea, sulfato de amonio, o cualquiera de los fosfatos de amonio. El calcio puede disminuir la eficacia de pH por la precipitación de carbonatos y también por la formación de un complejo de la sal de calcio con el hidróxido de amonio que impide la pérdida de amoníaco hacia la atmósfera. En realidad calcio mejora la absorción de nitrógeno por las raíces de las plantas sobre todo cuando las plantas son jóvenes. (11)(12)(14)

 

El Yeso Ayuda a las Plantas a Absorber Nutrientes

El calcio, el cual es provisto por el yeso, es esencial para los mecanismos bioquímicos por los cuales la mayoría de los nutrientes de las plantas son absorbidos por las raices. Sin el calcio adecuado, los mecanismos de absorción podrían fallar. (7)

 

El Yeso Detiene el Escurrimiento del Agua y la Erosión

El yeso mejora las tasas de infiltración del agua en los suelos y también la conductividad hidraulica del suelo. Es una protección contra el exceso de escurrimiento de agua especialmente en grandes tormentas que vienen acompañadas con la erosión. (1)

 

El Yeso Disminuye la Erosión por el Polvo

La utilización de yeso puede disminuir la erosión eólica e hídrica de los suelos. Graves problemas de polvo puede ser reducidos, especialmente cuando se combinan con el uso de agua de polímeros solubles. Menos residuos de plaguicidas y nutrientes se escapan de la superficie de tierra para llegar a los lagos y los ríos, cuando se aplican las correcciones apropiadas para estabilizar el suelo. El yeso tiene varias ventajas ambientales. (1)

 

El Yeso Mejora la Estructura del Suelo

El yeso proporciona el calcio que se necesita para flocular las arcillas en el suelo. Es el proceso en el que muchas partículas pequeñas de arcilla se unen para dar un número mucho menor de partículas más grandes. Tal floculación es necesaria para dar la estructura del suelo favorable para el crecimiento de las raíces y para el movimiento del aire y del agua. (1)

 

El Yeso Mejora la Calidad de la Fruta y Previene Algunas Enfermedades de las Plantas

El calcio está casi siempre sólo de manera marginalmente suficiente y, a menudo, deficiente en el desarrollo de frutos. La buena calidad de la fruta requiere una cantidad adecuada de calcio. El calcio se mueve muy lentamente, si acaso, de una parte de la planta a otra y a las frutas al final del sistema de transporte toma demasiado poco. El calcio debe estar constantemente disponible para las raíces. En suelos de muy alto pH, el calcio no está disponible lo suficiente, por lo que el yeso ayuda. El yeso es utilizado para los cacahuetes, que se desarrollan bajo tierra, para mantenerlos libres de enfermedades. El yeso ayuda a prevenir el no florecimiento de la sandía y el tomate y la picada amarga en manzanas. El yeso es preferible a la cal para las patatas
cultivadas en suelos ácidos, de esta forma la costra se puede controlar. La pudrición de la raíz de los árboles de aguacate que es causada por la Phytophthora es parcialmente controlada por el yeso. (9)(17)

 

El Yeso Mejora el Abultamiento de las Arcillas

El yeso puede disminuir el abultamiento y grietas asociadas con altos niveles de sodio intercambiable en las arcillas de tipo montmorillonita. Como el sodio se sustituye por el calcio en estas arcillas, se hinchan menos, por lo que no es fácil obstruir los poros a través de los cuales el aire, el agua y las raíces se mueven. (2)

 

Yeso Hace a los Suelos Ligeramente Húmedos Más Fáciles de Arar

Los suelos que han sido tratados con yeso tienen un nivel más amplio de humedad del suelo donde es seguro arar sin el peligro de compactación o defloculación. Esto va acompañado con una mayor facilidad de labranza y mayor efectividad en la preparación del semillero y el control de la maleza. Se requiere menor energía para la labranza. (1)

 

Yeso Evita la Inundación del Suelo

El yeso mejora la capacidad del suelo para drenar y que no se convierta en una charca debido a la combinación de sodio alto, abultamiento de la arcilla, y el exceso de agua. Las mejoras de la velocidad de infiltración y conductividad hidráulica con el uso de yeso añaden la capacidad a los suelos de tener un adecuado drenaje. (2)

 

 El Yeso Ayuda a Estabillizar la Materia Orgánica del Suelo

El yeso es una fuente de calcio el cual es un importante mecanismo que vincula la materia orgánica con la arcilla del suelo lo que da estabilidad a los agregados del suelo. El valor de la materia orgánica aplicada al suelo se incrementa cuando se emplea con yeso. (4)

 

El Yeso Aumenta el Valor de Materia Orgánica

El yeso incrementa el valor de las mejoras orgánicas. Las mezclas de yeso y materia orgánica aumentan el valor de los otros ajustes del suelo, especialmente para la mejora de la estructura del suelo. Los altos niveles de materia orgánica del suelo están siempre asociados con cantidades generosas de calcio que forman parte del yeso. El calcio disminuye el consumo de la materia orgánica del suelo, cuando los suelos son cultivados para combinar la materia orgánica con la arcilla. (4)

 

El Yeso Corrige la Acidez del Subsuelo

El yeso puede mejorar algunos suelos ácidos, incluso más allá de lo que la cal puede hacer por ellos. Las superficie endurecidas pueden prevenirse. Los efectos tóxicos del aluminio soluble puede ser reducido, incluso en el subsuelo donde la cal no penetrará. Es entonces posible disponer de un enraizado más profundo  con los consiguientes beneficios para los cultivos. El mecanismo es más que una sustitución de los iones de hidrógeno acídico que pueden ser lixiviados de la tierra para dar un pH mayor. Los iones de hidrógeno no migran rápidamente en los suelos que contienen arcilla. Se sugiere que el sulfato del yeso forme un complejo (AIS04 +) con el aluminio que hace que el aluminio no sea tóxico. Esto también sugiere que los iones sulfato reaccionan con los hidróxidos de hierro para liberar los iones hidroxilo que dan el efecto de la cal de aumentar el pH del suelo. El yeso ahora está siendo utilizado ampliamente en suelos ácidos. (1)(6)

 

El yeso tiene 17% de Sulfato

El yeso tiene 17% de sulfato, el cual el la forma más absorbible del azufre para las plantas.

 

El Yeso Ayuda a Recuperar Suelos Sódicos

El yeso es utilizado en la recuperación de suelos sódicos. En casos donde el porcentaje de sodio intercambiable (PSI) de los suelos sódicos es demasiado alto, éste debe ser disminuido para el mejoramiento de los suelos y un mejor crecimiento de los cultivos. La forma más económica es añadir yeso, el cual suministra calcio. El calcio reemplaza al sodio que persiste en los sitios de unión con la arcilla. El sodio puede entonce ser blanqueado del suelo como el sulfato de sodio a un sumidero. El sulfato es el residuo del yeso. Sin el yeso, el suelo no sería lixiviable. A veces, un PSI de tres es demasiado alto, pero a veces diez o más puede ser tolerado. (2)

 

El Yeso Disminuye el pH en Suelos Sódicos

El yeso disminuye de inmediato el pH de los suelos sódicos o suelos próximos a sódicos con valores de más de 9, pero por lo general de más de 8 a valores de entre 7,5 a 7,8. Estos valores están en el rango de aceptabilidad para el crecimiento de la mayoría de las plantas de cultivo. Probablemente más de un mecanismo está envuelto. El Ca++ reacciona con bicarbonato para precipitar CaCO3 y liberar protones que reducen el pH. Por otra parte, el nivel de sodio intercambiable disminuye, lo que reduce la hidrólisis de arcilla para formar hidróxidos. Estas reacciones pueden disminuir la incidencia de cal y bicarbonato inducida por deficiencia de hierro. (3)

 

El Yeso Hace Polímeros Solubles en Agua Acondicionadores de Suelo Más Efectivos

El yeso complementa o incluso aumenta los efectos beneficiosos de los polímeros soluble en agua utilizados como rectificadores para mejorar la estructura del suelo. Al igual que para la materia orgánica, el calcio, que proviene de yeso, es el mecanismo de unión de los polímeros solubles en agua a la arcilla en los suelos. (15)

 

El Yeso Hace al Magnesio No Tóxico

En suelos que tienen una proporción desfavorable de calcio:magnesio, como los suelos de serpentina, el yeso puede crear una proporción más favorable. (5)

 

EL Yeso Mejora el Uso Eficiente del Agua

El yeso aumenta el uso eficiente del agua en los cultivos. En áreas y épocas de sequía, esto es extremadamente importante. Aumenta los índices de infiltración del agua, aumenta la conductividad de los suelos, mejora el almacenamiento de agua en el suelo dirigido a un enraizamiento más profundo y a mejorar la eficiencia en el uso del agua. De 25 a I 00 por ciento más agua está disponible en suelos tratados con yeso. (1)

 

EL Yeso Hace Posible Utilizar Agua de Riego de Baja Calidad

La efectiva proporción de absorción de sodio (PAS) del agua de riego debe ser inferior a 6 para algunos cultivos y menos del 9 para los demás. Cuando se excede de estos límites, el yeso se debe aplicar al suelo o al agua. El uso de las aguas residuales municipales reciclada es importante para la conservación de los recursos naturales. Agua regenerada puede ser utilizada de manera satisfactoria si los rectificadores, como el yeso y los polímeros solubles en agua, se utilizan también. Se debe tener cuidado, sin embargo, de evitar la acumulación de sodio en las capas inferiores del suelo a causa de la lixiviación excesiva  cuando las arcillas están presentes. (16)

 

El Yeso Disminuye la Toxicidad del Metal Pesado

El calcio actúa también como regulador de balance de particularmente los micro nutrientes, tales como el hierro, zinc, manganeso y cobre, en las plantas. También regula la traza de elementos no esenciales. El calcio previene la absorción en exceso de muchos de ellos; y una vez que están en la planta, el calcio los cuida de tener efectos adversos cuando sus niveles suben. El calcio en cantidades grandes ayuda a mantener un balance saludable de nutrientes y no nutrientes dentro de las plantas. (8)

 

Yeso Disminuye el Efecto Sóxico de la Salinidad del NaCl

El calcio del yeso tiene un papel fisiológico en la inhibición de la absorción de Na por las plantas. Para las especies de plantas no tolerantes al Na, Ca protege de la toxicidad de Na pero no Cl. (10)

 

El Yeso Mantiene a la Arcilla Lejos de los Tubérculos y Cultivos de Raíz

El yeso puede ayudar a impedir que las partículas de arcilla se adhieran a las raíces, bulbos y tubérculos de cultivos como la patata, zanahoria, ajo y remolacha. Combinado con los polímeros solubles al agua, es aún más beneficioso.(15)

 

El Yeso Ayuda a la Proliferación de Lombrices de Tierra

Un suministro continuo de calcio con materia orgánica es esencial para las lombrices de tierra que mejoran la aireación del suelo, mejoran la concentración del suelo y mezclan el suelo. Las lombrices de tierra puede realizar el labrado para la agricultura no labrada (13)

 

 

 


Yeso Agrícola en Paraguay con registro del SENAVE  info@agroparaguaya.com 

 

– Referencias –

1. Shainberg, I., M.E. Sumner, W.P. Miller, M.P.W. Farina, M.A. Pavan, and M.V Fey, 1989. Use of gypsum on soils: A review, pp. 1-1 I 1. IN: B.A. Stewart (ed.), Advances in Soil Science, Vol. 9, Springer-Verlag New York.
2. Aldrich, D.G., Jr., and W.R. Schoonoever. 195 1. Gypsum and other sulfur materials for soil conditioning. Calif. Agric. Expt. Sta. circular No. 403.
3. Lindsay, W.L. 1979. Chemical equilibria in soils. John Wiley and Sons, New York. 4. Muneer, W., and J.M. Oades. 1989. The role of calcium-organic interactions in soil aggregate stability. El. Mechanisms and models. Aust. J. Soil Res. 27:411-423. 5.Jones, M.B., C.E. Vaughn, and R.S. Harris. 1976. Critical Ca levels and Ca/Mg ratios in Trifolium subterraneium L. grown on serpentine sofl-. Agron. J. 68:756-759.

6. Smyth, T.J. and M.S. Cravo, 1992. Aluminum and calcium constraints to continuous crop production in a Braziliam Amazon Oxisol. Agron. J. 84:843-850.
7. Epstein, E. 1961. The essecntial role of calcium in selective cation transport by plant cells. Plant Physiol. 36:437-444.
8. Alva, A.K., J.H. Graham, and D.P.H. Tucker. 1993. Role of calcium in amelioration of copper phytotoxicty for citrus. Soil Sci. 155:211-218.

9. Scott, W.D., B.D. McCraw, J.E. Motes, and M.W. Smith.
1993. Application of calcium to soil and cultivar affect elemental concentration of watermelon leaf and rind tissue. J. Amer. Soc. Hort. Sci. 118:201-206.

 

10. Akhovan-Kharazian, M., W.F. Campbell, J.J. Jurinak, and L.M. Dudley, 199 1. Effects of calcium sulfate, calcium chloride, and sodium chloride on leaf nitrogen, nodule weight, and acetylene reduction activity in Phaseolus vulgaris L. Arid Soil Res. Rehabil. 5:97-103.
11. Fenn, L.B., R.M., Taylor, M.L. Binzel, and C.M. Burks. 1991. Calcium stimulation of ammonium absorption in onion. Agron. J. 83:840-843.
12. Fenn, L.B, R.M. Taylor, and C.M. Burks. 1993. Influence of plant age on calcium stimulated ammonium absorption by radish and onion. J. Plant Nutr. 16:1161-1177. 13. Sinnes, A.C. 1979. All about fertilizers, soils and water. Ordio Books, 575 Market Street, San Francisco, CA.
14. Evangelou, V.P. and J. Lumbanraja. 1989. Mechanisms of “basis metals” – ammonia interactions: Field implications, p. 199. Agronomy Abstracts, ASA, Las Vegas, Nevada.
15. Wallace, A., and S.D. Nelson. 1986. Special issue on soil conditioners. Soil Sci. 141:311-397.
16. Nadler, A., and M. Magaritz, 1986. Long-term effects of extensive gypsum amendment applied with sodic water irrigation on the soil porperties and soil solution chemical composition. Soil Sci. 142:196-202.

17. Shear, C.B. 1979. International symposium on calcium nutrition of economic crops. Comm. Soil Sci. Plant Anal. 10:11-501

 Fuente: usagypsum.com