La nanotecnología como herramienta para fertilizar el suelo es muy importante para los agricultores que buscan mejorar los parámetros de crecimiento de cultivo y rendimiento. Esto gracias a su capacidad de penetración y a la de cubrir grandes áreas a pesar de su minúsculo tamaño.

Este tipo de fertilizantes es de liberación lenta y controlada. Son sintetizados de abonos a granel u otras formas vegetales, para mejorar la calidad del suelo en formas que otros abonos no pueden.

Lo consiguen porque las nanopartículas muestran una relación superficie/volumen muy alta, además de que a escala nanométrica, las propiedades físicas y químicas son diferentes. Por ejemplo, la nanoforma de la roca fosfato puede aumentar la disponibilidad de fósforo en la planta debido a la aplicación directa.

Si bien, la deficiencia de fósforo es una de las situaciones a las que más pendiente debe estar el agricultor, esta no es la única forma en la que ayudan los nanofertilizantes. Otro de sus utilidades es que ofrecen grandes ventajas para incrementar los nutrientes en las cosechas y reducir el uso de otros fertilizantes, provocando una menor degradación al suelo de cultivo.

Beneficios a gran escala

Los nanofertilizantes tienen grandes ventajas por encima de los fertilizantes tradicionales. Entre las más destacadas se encuentran:

– Facilitan un mayor uso de nutrientes
– Alta reactividad con otros compuestos
– Mayor facilidad de penetración en la planta
– Mejor absorción de los nutrientes
– Alta solubilidad en diferentes disolventes
– Minimiza el riesgo de contaminación del suelo

Actualmente, la agricultura a nivel mundial utiliza gran cantidad de fertilizantes, pesticidas y herbicidas para mejorar su producción. Sin embargo, si las dosis no son las óptimas, disminuye la calidad de los alimentos cosechados, aumenta el costo de producción y la degradación del suelo.

Por otro lado, la demanda de alimentos que exige la creciente población necesita que tengan el nivel requerido de nutrientes. De ahí que la aplicación de diferentes nanofertilizantes sea un gran aliado para alcanzar sostenibilidad en la agroindustria.

Fuente: Revista Internacional de Ciencias de la Agricultura