La soja viene destacándose desde marzo entre las exportaciones con mayor dinamismo en cuanto al flujo de ingresos. Esto, a raíz de las mejoras en las cotizaciones de los commodities agrícolas en el mercado internacional.

En este sentido, los ingresos generados en julio de este año representaron un 68% más que en julio del año pasado. Si bien los volúmenes se redujeron 4%, los precios ayudan a amortiguar la caída.

Según el boletín de Comercio Exterior del Banco Central del Paraguay (BCP), en el séptimo mes de este año se generaron US$ 429 millones, US$ 173 millones más que lo facturado en julio del 2020 (US$ 256 millones)l

En términos acumulados, es decir, de enero a julio del 2021, las exportaciones de granos de soja alcanzaron US$ 2.087,6 millones, 40% superior con respecto al registrado a julio del año anterior.

Las cifras representaron una participación del 33% en el total de las exportaciones registradas, en tanto que, en volumen, se redujo en 4%, alcanzando 4.573,4 mil toneladas.


LOS MERCADOS


En cuanto a los mercados, Argentina se ha constituido en el principal destino de la oleaginosa, con el 70% del total, seguido de Brasil, con el 12,5% de participación

Al respecto, la asesora de Comercio Exterior de la Cámara Paraguaya de Exportadores y Comercializadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco), Sonia Tomassone, ratificó que el aumento se debió a los precios internacionales.

“El aumento se debió a los mejores precios en cuanto a la soja y hay una reducción en el volumen de exportación. La misma se debió principalmente a las demoras en las salidas por el río”, manifestó.

Esto en atención a la situación crítica de las vías fluviales de transporte que obligan a ralentizar los envíos y aumentan los costos del flete.

“El río Paraná está innavegable, por lo que mucha carga se desvió a los puertos sobre el río Paraguay. Por otro lado, otra carga se desvió con destino al Brasil, pero esto se complicó por la huelga de camioneros”, dijo.

Tomassone indicó que actualmente hay poco movimiento a causa de los bloqueos en las principales rutas de acceso, impulsados por los transportistas que reclaman un ajuste en el costo del flete.

Acerca de las proyecciones, comentó que la agilización de las exportaciones dependerá de que se levante el paro de camioneros y las condiciones de navegabilidad sean más favorables.

Sobre este último punto, el Gobierno llamó a licitación en carácter de urgencia para realizar las labores de dragado en el río Paraná. Se espera que las tareas en conjunto con las ventanas de agua que brindarían las hidroeléctricas para el mes de setiembre, puedan generar alivio a las exportaciones subsiguientes.

Fuente: 5Días.co.py