soja_a_3000_vender_fyo_argentina

Cierres a la baja en los granos estivales, mientras que el trigo consiguió afirmarse, más basado en fundamentos por motivos climáticos que por el informe mensual del Departamento de Agricultura de EEUU.

El maíz cerró abajo, con el contrato diciembre sin poder mantener el promedio de 50 días móviles, quedando sólo por encima del promedio de las últimas 20 sesiones. Los recortes de 1 millón de tons de los inventarios finales de EEUU, en 383 millones, pareció escaso para el mercado. Para Brasil, el USDA pronostica una mayor siembra de maíz para esta próxima zafra de verano, y manteniendo estable en Argentina, previendo también un mayor recorte en los inventarios mundiales finales.

La soja cayó, perdiendo todas las referencias conquistadas hasta la semana pasada, tras un sorpresivo aumento en el cálculo, desde 110 a 114 millones de tons, entre los informes de agosto y setiembre. Este aumento fue superior a lo que el promedio del mercado esperaba. Para Brasil, espera una caída en la producción frente a un mes atrás, mientras que mantuvo estable la intención de siembra y producción en Argentina.

El trigo subió a gatas, tras el informe neutral del USDA, en cuanto a producción y demanda. Las subas de este lunes se apoyaron en fundamentos de oferta, con clima seco en la región del Mar Negro, uno de los principales productores mundiales del cereal, de cara a la siembra en cuestión de pocas semanas más.

Fuente: FIMIX