2015-03-20-soja
Es un intento de reducir la producción de maíz, en medio de las abundantes reservas domésticas.

Heilongjiang, la mayor provincia productora de cereales de China, está destinando subsidios a sus agricultores para que incrementen la siembra de soja, en detrimento del maíz, en un intento de reducir la producción del cereal, en medio de las abundantes reservas domésticas. El aporte oficial es de 150 yuanes (22,46 dólares) por mu, una medida de superficie equivalente a 0,067 hectáreas.

La medida forma parte de una importante revisión de la política oficial en materia agrícola y de la intención de incrementar la siembra de soja, sin que ello implique una reducción en las importaciones del mayor comprador global de la oleaginosa.

En su política anterior, el gobierno de China contribuyó al fuerte aumento de la producción de maíz al comprar la producción local a precios superiores a los del mercado. Eso dejó al país con enormes reservas de maíz.

De acuerdo con el documento publicado por el gobierno de Heilongjiang, la provincia implementará la “subvención rotatoria” de tres a cinco años, incluyendo la parte norte, la zona más fría de la provincia, así como otras áreas que tradicionalmente plantan la soja. En total se espera que alrededor de 433.000 hectáreas (representan el 15,7% de las tierras de la provincia) que anteriormente eran destinadas al maíz pasen a la soja para beneficiarse de la subvención estatal, según indicó ayer el Centro Nacional de Granos y Aceites de China.

Hacia 2020, el objetivo del gobierno de China es tener una producción de soja próxima a los 18,90 millones de toneladas, frente a los 12,50 millones actuales. Para el ciclo comercial 2016/2017, las importaciones chinas de soja fueron calculadas por el Departamento de Agricultura de los Estados Unidos en 87 millones de toneladas.

Fuente: La Nación