agricultura_-trigo1-700x525

La morosidad del sistema financiero sigue creciendo y al séptimo mes del año llegó al 3,17%. En el boletín estadístico del mes de julio, publicado por el Banco Central del Paraguay (BCP), se puede apreciar que los sectores que aumentaron en mayor medida su morosidad en el lapso de un año fueron el de comercio al por menor, el de la ganadería y el de la agricultura.

ANTECEDENTES

La desaceleración econó­mica afectó a todo el sis­tema financiero, elevando la morosidad a los niveles más altos de los últimos años. Sin embargo, tan­to referentes del sector como los expertos del BCP afirman que la situación está bajo control y que los niveles de mora no llegan a ser lo suficientemente significativos como para representar algún tipo de riesgo. También aseguran que es normal que se pre­senten estos incrementos, dado que la situación eco­nómica repercute en las actividades de las institu­ciones financieras y que la morosidad del Paraguay es menor al promedio de la región.

AGRICULTURA

Es el sector que tiene la mayor participación en los créditos bancarios, llegando a US$ 3.056 mi­llones. La morosidad de la agricultura al mes de julio llegó al 2,23%, lo que sig­nifica que aumentó en 0,92 puntos porcentuales en un año. Los resultados de las actividades agrícolas se encuentran fuertemente ligados a factores como el clima y el precio de los commodities, que afectan a las operaciones del sec­tor en el sistema bancario.

SECTORES

La agricultura es la ac­tividad que registra los mayores créditos, por lo tanto sus niveles de mo­rosidad afectan con mayor fuerza al sistema. No obs­tante, otros sectores como el comercio al por menor, el consumo y la ganade­ría registraron mayores niveles de mora con re­lación a sus carteras de créditos en el mes de julio. El comercio al por menor presenta el nivel más ele­vado de mora, que llega al 5,96% luego de haber experimentado el mayor incremento en términos interanuales de todos los sectores, que fue de 1,78 puntos porcentuales. Los créditos al consumo son los segundos en relación a su participación en el total de operaciones del sistema, siguiendo a la agricultura. Los créditos al consumo a julio fueron de US$ 1.915 millones y su morosidad del 5,79%. La ganadería presentó una morosidad del 3,27%.

ENCUESTA

En la encuesta sobre la situación general del crédito, realizada por el BCP, la mayor parte de las instituciones financieras respondió que en el se­gundo trimestre aumentó la rigurosidad de requisi­tos para la asignación de nuevos créditos, lo que se puede considerar un pro­cedimiento llevado a cabo con el fin de combatir a la morosidad.

 

Fuente: 5días

Anuncios