El Grupo Bom Jesús, uno de los mayores producto­res brasileños de maíz y soja, se declaró en quiebra tras no llegar a un acuerdo con sus acreedores, según el abogado de la empresa.

size_810_16_9_colheita-de-milho-no-mato-grosso

Según publica Bloomberg, este productor de soja soli­cita protección tras decla­rarse en bancarrota.

La empresa con sede en Rondonópolis, Mato Gros­so, solicita protección ju­dicial después de que algu­nos prestamistas trataran de excluir bienes de la em­presa, dijo el CEO Nelson Vigolo en una entrevista.

El Bom Jesus se encuen­tra entre los grupos de productores brasileños presionados por el aumen­to del costo del servicio de la deuda denominada en dólares estadounidenses después de la devaluación del real, mientras que también se enfrenta a los menores precios de las materias primas y las con­diciones de crédito más estrictas.

La solicitud fue hecha el martes pasado en la mis­ma corte en Rondonópo­lis que, justo una semana antes, había concedido una recuperación judicial preliminar ya que el Grupo Bom Jesús había tratado de llegar a un acuerdo con los bancos y proveedores.

La deuda total de la empresa privada es de aproximadamente R$ 3 mil millones (810 millones de dólares), dijo Joel Thomaz Bastos, socio de la DCA Abogados, un bufete de abogados contratado por Bom Jesús, según indica Bloomberg.com.

Grupo Bom Jesus es pro­ductor de soja, y en maíz y algodón cuenta con 250.000 hectáreas en la región del Medio Oeste de Brasil. También vende se­millas y fertilizantes a los agricultores.

 

Fuente: 5días.