ganaderia_en_brasil_fyo

El sector cárnico tiene una gran tradición en el Para­guay: es uno de los sectores productivos más antiguos del país. En los últimos 5 años esta industria fue mutando, en el 2011 el hato ganadero ascendía a unas 12 millones de cabezas, hoy el país cuenta con poco más de 14 millones.

En cuanto a las exporta­ciones, éstas sufrieron al­tibajos en el último lustro. Uno de los acontecimien­tos más importantes en este periodo fue que en el 2013 Paraguay se posicionó como 7º mayor exportador de carne a nivel mundial.

La ganadería se posicionó como el producto de expor­tación estrella, llegando a casi 100 mercados y mo­viendo US$ 2.857 millones en términos de producción. En el 2011, la cifra llegaba a US$ 1.728 millones.

Al inicio del 2012 se pen­saba que las exportaciones caerían drásticamente, sin embargo ese año se cerró con 240 mil toneladas ex­portadas y manteniéndose firme en el puesto 9 de los mayores exportadores de carne en el mundo.

Si bien es cierto que el bro­te de fiebre aftosa detecta­do en el departamento de San Pedro en setiembre de 2011 ocasionó la pérdida de mercados, en especial los de la Unión Europea que con el correr del tiem­po se fueron recuperando, en 2013 Paraguay volvió a obtener el certificado como país libre de fiebre aftosa con vacunación y recuperó a su principal comprador: Chile.

En el 2014 Paraguay conseguía nuevo récord de exportación de la pro­teína roja: cerraba el año con US$ 1.500 millones en exportación e iba recupe­rando paulatinamente más mercados y ganando otros. El país ese año cerró como 6º exportador mundial de carne, puesto que hasta ahora lo sigue ocupando.

El 2015 si bien no fue un buen año para los precios del sector que se vio depri­mido fue un año bueno de apertura de más mercados para la carne nacional que desde el último brote de fiebre ya llegaba a los luga­res más recónditos.

Actualmente el complejo se encuentra bastante es­table y con la oportunidad de seguir abriendo más mercados, Paraguay ocu­pa un lugar privilegiado a nivel mundial gracias a la calidad de su carne.

MEJOR QUE VECINOS

“Paraguay viene cre­ciendo tanto en su hato ganadero en las mejoras continuas de la ganadería y mejora en genética que el resultado fue que se ex­porte una mayor cuota de ganado faenado así como ganado en pie, lo cual es un hito dentro de nuestra his­toria. Sobre todo nos posi­ciona nuevamente dentro de la vanguardia de lo que se está haciendo dentro del sector cárnico, eso ha mar­cado la trascendencia de que hemos crecido mucho más que nuestros vecinos, y no sólo eso, también la cali­dad de los productos que se envían a diferentes latitu­des que anteriormente no se hacían”, indicó Christian Borja, analista económico.

La producción bovina y el sector cárnico como in­dustria en Paraguay, han tenido un desarrollo sig­nificativo en los últimos años. El crecimiento de la ganadería local se viene dando desde hace 13 años a nivel de entre 5 a 5,5% en volumen de cantidad.

La creciente moderniza­ción en las técnicas utili­zadas y la adquisición de implementos de primera línea mundial han con­seguido posicionar al país como un competidor cada día más importante en los mercados internacionales.

RESTITUCIÓN

La restitución del estatus sanitario como país libre de aftosa demuestra la serie­dad del trabajo técnico rea­lizado en alianza entre el sector público y el privado.

La tendencia de creci­miento de la producción bovina, irá en aumento a futuro, por las grandes in­versiones con capital ex­tranjero en explotación y procesamiento, lo que fue clave para el sector, ya que permitió al país posicio­narse como el octavo ex­portador de carne a nivel mundial.

“El mejoramiento pos fiebre aftosa lo que ha traído es un trabajo más de la mano de ganaderos en prevenir todo lo que sea posible y cumplir con las vacunas y procesos pro­pios de la sanidad animal, trazabilidad que exigen los mercados a los cuales estamos exportando y la respuesta de los mercado se ve allí pues se nos están abriendo más; vienen mi­siones de diferentes países a buscar una de las mejores carnes a nivel mundial”, dijo Borja.

El auge de las exportacio­nes se basa en la mejora sustancial de la genética animal, y un sostenido esfuerzo para la entrada a nuevos mercados.

Fuente: 5días.