Las exportaciones de carne al cierre del mes de febrero sumaron US$ 145 millones por 41 millones de kilos enviadas, 8% menos en va­lor que en el mismo periodo. En cuanto al envío de carne bovina ascendió a US$ 136 millones.

El complejo cárnico atra­viesa por problemas con los precios internacionales, es­pecialmente el bajón que se vino a raíz de las situaciones en Rusia.

Hugo Idoyaga, presidente de Senacsa, reafirmó que la intención es abrir más mer­cados importadores de ma­nera a minimizar los efectos negativos de la crisis econó­mica mundial que afecta a los países de los que “somos altamente dependientes”.

Asimismo, refirió que si bien en el 2015 Paraguay tuvo un déficit en cuan­to a ingresos de divisas no obstante, desde el punto de vista institucional ha gana­do nuevos mercados para la carne. Además ha rehabili­tado el mercado de la Unión Europea, así como el de Pa­namá e Irán.

Recordó que nivel mundial se produjo un bajón impor­tante por la caída de los pre­cios de los comodities, entre ellos la carne, lo que afectó a los productos exportados.

“Eso se debe a que segui­mos siendo muy depen­dientes de ciertos países importadores de carne en las que han ocurrido crisis políticas y financieras muy importantes como Rusia y Brasil. Sin embargo, no es una situación que afecta sólo a Paraguay sino que es una situación mundial que tam­bién repercute en el país”, indicó.

El presidente enfatizó en que lo importante es que Paraguay ha conseguido obtener mayor apertura de mercados, que actualmente llegan a 65 para la carne pa­raguaya.

Fuente: 5días.