En un documento publi­cado recientemente por la Cepal, en conjunto con la FAO y el IICA, se ubica a Pa­raguay como uno de los paí­ses de mayor crecimiento en la producción agrícola en los últimos años.

4078561446207278

Con una variación inte­ranual promedio de 6,2% entre 2010 y 2013 en su Valor Agregado Agrícola (VAA), el paraguayo es el tercer sis­tema agrícola que más ha crecido en ese periodo en toda Latinoamérica, sien­do superado solamente por Honduras y Santa Lucía (una pequeña isla del Caribe).

De esta forma, este sector en Paraguay ha crecido dos veces más que el promedio Sudamericano, y práctica­mente tres veces más que el promedio regional.

Sin embargo, luego de ir liderando el crecimiento regional durante la época de grandes precios, los agricul­tores se enfrentan a un pa­norama más complejo, con menores precios y menos espacio para seguir expan­diendo el área de siembra.

Durante el lanzamiento de la campaña sojera 2016 (el principal rubro a nivel nacional) el presidente de la Fecoprod, Edwin Reimer indicó que las condiciones no son las mejores pero que aun así esperan una tem­porada buena considerando que la soja es el único rubro que sigue sosteniendo a la agricultura.

“La producción de soja es el único rubro que re­ditúa a los productores a pesar de los bajos precios internacionales, en esta campaña esperamos al­canzar unas 3,3 millones de hectáreas sembradas, los cooperativistas estamos entusiasmados, tanto con el lanzamiento como con la expectativa de produc­ción’’.

SUSTENTO

La producción agrícola ha sido siempre el principal sustento de la economía paraguaya y es en base a ésta que se ha desarrolla­do gran parte de las demás actividades que hoy por hoy sustentan al país.

Es también por el mejora­miento de las capacidades tecnológicas del campo, impulsadas por un panora­ma externo favorable, que el país ha conseguido tasas de crecimiento promedio del producto interno bruto tan elevadas en los últimos años.

Sin embargo, la superficie sembrada de los granos y cereales (soja, maíz, tri­go arroz) ya no sigue esa tendencia de aumento im­presionante de años ante­riores, y la productividad promedio se redujo un poco en la zafra 2014/2015, con lo que el panorama ya no es tan favorable y los produc­tores deberán acomodarse a las nuevas condiciones externas.

Valor de la producción en 2015

Estimaciones de 5días Research en base a datos del BCP ubican a la producción agrícola neta, res­tados los costos intermedios, en un nivel aproxi­mado de US$ 3.655 millones para el cierre del 2015.

Con ese valor los agricultores afianzan su impor­tante posición dentro de la economía local, y co­laboran con el producto total del país.

Pero, aunque ya falta poco para cerrar el año, este valor todavía podría variar ya que depende de de­masiados factores y podría sufrir una reducción (o aumento) por algún evento no pronosticado.

En los principales rubros se vio un 2015 sin de­masiados cambios, con una producción, de soja y maíz en niveles muy similares a los del año pa­sado.

Fuente: 5días,