2014-12-20-soja

La intención de siembra de la soja para la próxima campaña es menor a las 3.264.480 hectáreas de la última zafra y, de concretarse, la disminución sucedería luego de ocho años de crecimientos, según el Ing. Luis Cubilla.

La disminución muy notoria que ha registrado en un año el precio de la soja está obligando a muchos productores a desistir de los cultivos desarrollados mediante el sistema de arrendamiento de parcelas, dijo ayer el experto de la Cámara Paraguaya de Exportadores de Cereales y Oleaginosas (Capeco), Ing. Agr. Luis Cubilla, al detallar el principal motivo de la situación que se plantea.

De unos US$ 450 por tonelada que se pagaba en 2014 por la soja, la cotización cayó a casi US$ 300 por tonelada durante la última cosecha, según datos de la Unión de Gremios de la Producción (UGP).

“Recorriendo las zonas de San Pedro, Canindeyú y otros lugares escuchamos que los productores proyectan dejar de lado la siembra de soja en las parcelas arrendadas, porque con la caída de los precios de la oleaginosa quedó muy ajustada la rentabilidad y en muchos casos ya no compensaría el cultivo si deben pagar 700 toneladas de granos por hectárea al propietario en concepto de alquiler”, explicó.

Sin embargo, estima que también puede ocurrir una disminución en el precio de los alquileres de parcelas para no dejar sin cobertura el suelo mecanizado, que requiere inversión. Aclaró que todavía falta un mes y las cosas podrían cambiar.

Según estadísticas de Capeco, desde que tienen registro la primera disminución de área de siembra de la soja fue en el periodo 2008/9, en el marco de una larga sequía. Entonces, se cultivaron 2.524.649 hectáreas, 100.000 hectáreas menos que en la zafra anterior.

En otro orden, Cubilla informó que la caída del precio de los granos también afectó al trigo, cuyos cultivos actualmente están en el campo y se pronostica una disminución de hasta 20% en relación con la superficie de 630.000 hectáreas sembradas en 2014.

Señaló que los trigales sembrados en forma adelantada están sufriendo ataques de la enfermedad “pyricularia”, en un 90%. Este mal es un hongo que ataca a las plantas y se caracteriza por la aparición de espigas blancas, que contrastan con el verde de las hojas. Las parcelas de trigo sembradas después del 10 de mayo están con muy buen desarrollo, acotó.

Unas 3.264.000 hectáreas

La producción de soja en la campaña 2014/2015 se estimó en un poco más de 8 millones de toneladas, cosechadas en 3.264.000 hectáreas, área que fue de solo 10.000 hectáreas más que en el periodo anterior. La proyección para la próxima campaña es una pequeña disminución, según la intención de siembra manifestada por muchos agricultores.

Con respecto a los precios de la soja, debemos recordar que el año pasado se pagaba en finca US$ 450 por tonelada, este año cayó hasta US$ 300 por tonelada. Por consiguiente, la reducción estimada del precio de la cosecha implicaría casi US$ 1.000 millones menos por la oleaginosa, según estudios de la Unión de Gremios de la Producción (UGP).

Fuente: abc