2015-01-18-chicago

Día de ajustes en Chicago, con el mercado buscando su nuevo equilibrio. Los granos operaron en un marco de alta volatilidad, con el trigo habiendo llegado a perder hasta 14 dólares durante la sesión diurna, mientras que hacia el cierre consiguió recortar parcialmente las pérdidas. Los granos estivales, por su parte, también fueron recuperando terreno, desde las tempranas pérdidas que sufrieran, hasta quedar casi en tablas para la soja y del lado verde para el maíz, avanzando mínimamente.

Los mercados financieros mostraron optimismo respecto a una solución pronto y viable a la crisis de Grecia. Se espera para mañana el dato mensual de empleo en EE.UU. durante junio, lo que fue reflejado debidamente en los posicionamientos de los operadores, comprando y haciendo subir acciones y dólar. Cayeron, por su parte, los energéticos como el crudo, mientras bonos y oro tampoco pudieron mantenerse en pie.

El maíz y la soja durante la víspera mostraron datos de área sembrada y stocks trimestrales inesperados para el mercado, subiendo soja aunque menos de lo previsto y bajando el maíz más de lo que se pensaba, por lo que el mercado reaccionó absorbiendo el efecto de las lluvias e inundaciones y colocándoselo a los precios, como prima climática. El USDA, como siempre, reaccionó tarde y se apresuró a anunciar una encuesta-relevamiento de emergencia durante julio, a ser divulgada en agosto. Para ese entonces, el mercado le llevará varias leguas de distancia.

El trigo, que se benefició el martes exclusivamente en ancas de maíz y soja, este miércoles retrocedió al no alcanzar la fuerza de los estivales y ante los fundamentos propios bajistas que se mantienen incambiados.

Fuente: FIMIX – Agrofinanzas