Etiquetas

, , , , , , ,

85791413981597

El sector agroindustrial ge­nera actualmente el 29% del valor bruto de la producción total del país y representa el 62% del valor total de las ex­portaciones del Paraguay.

El empleo del sector agro­pecuario representa el 26% de la PEA total del país; y si se tiene que la mano de obra empleada por el sector de in­dustrias manufactureras es el 11% de la PEA, puede seña­larse que al menos un 4% de la misma corresponde a las industrias vinculadas direc­ta e indirectamente al sector agropecuario, pudiéndose aproximar, por ende, a una generación de empleo del 30% de la PEA por el sec­tor agropecuario y el sector agroindustrial.

“Nosotros producimos soja y exportamos en bruto el 65% sin elaboración alguna, tenemos una gran potencial de industrializar la soja, lo que dará mucho valor agre­gado en la medida en que se usa para aves y otros anima­les, para producir proteína de origen animal y exportar productos más avanzados en la cadena, la idea más grande es que sólo la industrializa­ción es capaz de transformar el país”, apuntó Emilio Ortiz Trepowski, autor del libro Paraguay: potencia agroin­dustrial para alimentar al mundo, que trata sobre la industrialización de la soja como línea de despegue para el desarrollo de industrias anexas y el inicio de un pro­ceso más amplio de indus­trialización del Paraguay.

En el marco del Plan indus­trial que se propone, si las disponibilidades de granos de soja para el periodo esti­mado experimentaran una recomposición que incre­mente las proporciones de granos para su industriali­zación local a fin de alcanzar una participación del 65% en 2023 versus el 35% actual de la producción total de soja, ello implicaría más volúme­nes de harina y aceite tanto para su exportación como para su transformación por las industrias anexas de la cadena.

“Se hablan de muchas po­líticas económicas, las obras públicas… pero sólo la in­dustrialización es capaz de transformar los países. Esa es una demostración de la historia, el libro es una pro­puesta, nosotros planteamos que el Paraguay inicie su industrialización con lo que ya tiene, no solamente soja, sino también con otros pro­ductos agrícolas y aumentar e integrar verticalmente diferentes fases en lugar de exportar productos brutos e integrar más en el país la ca­dena de valor. Exportar pro­ductos más acabados y con­tinuar en el largo plazo con un proceso de industrializa­ción que después gane otros mercados. Así como ocurre con los cableados que son exportados al Brasil, ensam­blados de computadoras, que sea un proceso que no agote los bienes agrícolas sino que se expanda a otros sectores”, observó Ortiz Trepowski.

Explicó además que en el li­bro sobre la agroindustria que se lanza el día de hoy, cons­truyó un escenario sobre lo que arrojaría el desarrollo de la agroindustria en el país.

“Si del 35% de los granos de soja que hoy se muele elevá­ramos ese porcentaje a 65%, con eso se podría hacer harina de soja y aceite, y si esa harina se mezcla con el maíz se for­ma balanceados, y esos balan­ceados sirven para alimentar animales. Con ese fin se lleva la soja a Europa y a China. Si eso se lograse acá en el país -que se puede hacer perfec­tamente- y ese balanceado lo usáramos en el Paraguay para alimentar y exportar anima­les en lugar de exportar soja, las exportaciones se multipli­carían por 4; entonces genera mucho más valor, genera em­pleo.

Tenemos que repensar des­de exportar materia prima y exportar bienes industriales, que empiece con lo que ya tenemos que son los bienes agrícolas”, finalizó.

 

 

Por Yeruti Salcedo

Fuente: 5días.

Anuncios