Etiquetas

,

90041408626686

Paraguay es considerado uno de los países con mayor potencial de crecimiento en la producción de alimentos, actualmente el país se en­cuentra en la lucha por al­canzar el segundo puesto en el ránking de los exporta­dores de carne a nivel regio­nal. El primer lugar lo ocupa Brasil con 1,5 millones de toneladas exportadas en el año 2013, le sigue Uruguay con aproximadamente 350 mil toneladas, Paraguay, por su parte, exportó unas 320 mil toneladas.

“Según se detallan en las estadísticas del año pa­sado, el primero es Brasil, en segundo lugar Uruguay, aunque cabe destacar que realmente el segundo pues­to es de Argentina, pero por cuestiones políticas ellos no están exportando tanto porque el Gobierno no les permite, este 2014 estamos transitando, pensamos que este año vamos a tener una mayor cantidad que ellos (Uruguay), en el 2013 Brasil exportó 1,5 millones de to­neladas, Uruguay 300 mil toneladas”, apuntó Luis Pettengill, presidente de la Cámara Paraguaya de la Carne.

Según explicó el titular de la Cámara, se está rea­lizando un amplio trabajo para lograr ese objetivo, el de ocupar el segundo lugar en la escala de exportado­res, “el trabajo que estamos realizando es arduo, Para­guay tiene un crecimiento del 5% en la ganadería des­de hace bastante tiempo, entonces vamos creciendo en la cantidad de animales que tenemos y en la ex­tracción, que es la cantidad de animales que se matan. Uruguay, que es el segundo al contrario de Paraguay, el vecino país decrece porque sus áreas ganaderas se van transformando en áreas agrícolas y como tiene mu­cho menor territorio que Paraguay, ellos están con problemas de crecimiento y de cantidad de hacienda, Paraguay sigue creciendo y va a crecer mucho todavía, pensamos que en el 2020 Paraguay va a tener 20 mi­llones de cabezas”, observó.

La ganadería tiene una importancia clave para la región y es una fuente de alimentos básicos para la seguridad alimentaria de su población.

En el rubro ganadero se destaca el buen momento que atraviesa el Paraguay, con un gran potencial de crecimiento, óptimas con­diciones y estatus sanitario e importantes incentivos a la inversión. El Chaco pa­raguayo es el lugar donde reside en su mayoría la ga­nadería nacional.

“La forma en que se trabaja es que el Chaco es un terri­torio bastante natural en el sentido en que no tiene mu­chas mejoras y cada año se está mejorando más, pastu­ras naturales se están con­virtiendo en pasturas que se implantan, donde antes una vaca necesitaba tres hectá­reas para vivir. En cuanto al ganado, Brasil tiene 200 millones de cabezas, de las cuales mayoritariamente es cebuíno. Argentina tiene 44 millones de cabezas, en su gran mayoría Angus puro, por eso es que la carne ar­gentina es tan apreciada y en Uruguay tiene 11 millo­nes de cabezas y cuentan preferentemente con Here­ford, las razas británicas, y Paraguay tiene una mezcla de cebuínos y razas británi­cas, de ahí es que tenemos muchos Brangus y Braford, mitad cebuínos y mitad mestizos, alcanzando así las 14 millones de cabezas”.

Pettengill explicó, además, que la apertura de más mer­cados, para alcanzar esta meta no incide mucho, más bien el ritmo de la faena, los mercados no son tan im­portantes como la cantidad de faena que podemos rea­lizar, importa la cantidad de faena porque los mercados que ya tenemos habilitados van a consumir toda la car­ne que podamos exportar, depende de la producción y la producción depende de la cantidad de animales que se pueden faenar, en el país se faena por año aproximada­mente para exportación 1,6 millones de cabezas, para este año creemos que se van a superar y llegar a 1,8 millones de cabezas fae­nadas y en el 2015 alcanzar las 2 millones de cabezas faenadas para exporta­ción, porque después está el consumo interno que tiene menos estadísticas, pero deben rondar en torno a las 600 mil cabezas.

Para este segundo semes­tre del año las perspecti­vas siguen siendo buenas porque los precios interna­cionales se mantienen en buenos números y la de­manda es bastante firme”, concluyó.

El sector pecuario en América Latina ha crecido a una tasa anual (3,7%) su­perior a la tasa promedio de crecimiento global (2,1%). Durante el último tiempo, la demanda total de carne se incrementó en 2,45%, siendo mayor la demanda por carne de ave (4,1%), se­guida por la carne de cerdo (2,67%), mientras que la de­manda por carne vacuna se redujo levemente (-0,2%). Las exportaciones de car­ne crecieron a una tasa de 3,2%, superior al crecimien­to de la tasa de producción que fue de 2,75%.

Por Yeruti Salcedo

Fuente: 5días.