Etiquetas

, , , , ,

27331408370123

 

Las exportaciones de car­ne nacional, tanto vacuna como porcina, podrían incrementarse en este se­gundo semestre del año considerando que Rusia ve a Paraguay con la po­sibilidad de aumentar las cuotas exportadas luego de la sanción impuesta a la Unión Europea y a Estados Unidos.

Es importante destacar que las exportaciones de carne bovina y menuden­cias enero a julio de 2014, según las estadísticas pre­liminares de Senacsa, al­canzaron un total de US$ 704 millones, 1% más en comparación con el mismo periodo de 2013. En volu­men alcanzaron un total de 165 mil toneladas, 61% más.

El principal destino de las exportaciones de carne bovina y menudencias du­rante este periodo fue Ru­sia con el 46% del total en valor alcanzando US$ 321 millones y 82.919 tonela­das, -15% y +12,5% en valor y volumen respectivamen­te que el mismo periodo del 2013. Chile en segundo lugar con 19% del total, US$ 132 millones y 33 mil tone­ladas, un aumento de 300% y 632% en valor y volumen respectivamente.

En tercer lugar quedó Brasil con 12% del total, con US$ 84 millo­nes y 14.403 toneladas, un aumento de 26% y 14% en valor y volumen respec­tivamente, según el último informe de la Comisión de Investigación, Comercia­lización y Promoción de la Carne Bovina – ARP.

 

EL OJO EN AMÉRICA DEL SUR
Según Faxcarne, Rusia re­direcciona sus compras de alimentos, como represalia por las sanciones impues­tas por Occidente por el conflicto bélico en el este de Ucrania, el gobierno de Vladímir Putin anunció la suspensión de la importa­ción de buena parte de los alimentos adquiridos en la Unión Europea, Estados Unidos, Australia, Cana­dá y Noruega, y entabla negociaciones con otros proveedores —fundamen­talmente en América del Sur— para procurar no su­frir el desabastecimiento y evitar en lo que sea posible la suba en los precios in­ternos.

Al mismo tiempo que se anunció la suspensión por un año, Moscú dio claras señales que apunta a pro­veerse de América del Sur, entablando conversaciones con los embajadores de la mayoría de los países de la región y habilitando varias decenas de plantas procesadoras de carnes, 58 en Brasil y 17 procesadoras de pescado en Perú, entre otras.

De hecho, sigue habili­tando plantas. Se habilitó la de frigorífico Carrasco en Uruguay, ademas una de Minerva en el estado brasileño de Goias y ayer la argentina de frigorífico Rioplatense, en todos los casos para carne vacuna. Pero los países afectados por el embargo ruso tam­bién moverán sus fichas.

El Financial Times in­formó que en Bruselas decidieron hablar con los gobiernos sudamericanos para intentar disuadirlos de que se aproveche la ac­tual situación y se cubran los espacios dejados por Europa.

Se indicó que las conver­saciones serían políticas para resaltar la importan­cia de mantener un frente internacional unido en re­lación al conflicto en Ucra­nia.

La UE y el Mercosur vie­nen llevando adelante un largo proceso de negocia­ción en el intento de lle­gar a un Tratado de Libre Comercio. La expectativa lógica que tenían los ex­portadores del Mercosur (Brasil, Paraguay y Uru­guay), era que el embargo que decretó Rusia sobre la carne bovina de la Unión Europea y Estados Unidos, se tradujera rápidamen­te en un incremento de la demanda y, con eso, una mejora en los precios que paga este mercado, según transmitieron a Faxcarne brókeres y exportadores de la región.

 

 

Por Yeruti Salcedo

Fuente: 5días.