Etiquetas

, , , ,

20140123_33419_52e10db6241e4_590

Las altas temperaturas y la falta de lluvia en abundancia comienzan a generar sus efectos negativos en el campo. La producción de soja, especialmente tempranera, se resiente. En este informe publicamos los datos proporcionados por algunas instituciones asociadas a la Federación de Cooperativas de Producción. Datos suministrados por la Cooperativa Colonias Unidas denotan una merma bastante importante en términos de rendimiento de la soja tempranera que llega a un 15% sobre la expectativa de cosecha.

Según el gerente agropecuario de la entidad, Eduardo Dietze, los primeros reportes señalan que al menos el 7% de las 150 mil hectáreas de soja cultivadas por los socios de la cooperativa se resiente debido a las actuales condiciones del tiempo. El profesional destacó que en estos momentos algunas zonas reportan una cosecha que no sobrepasa los 1.500 kilos por hectárea, cifra que alcanza apenas el 50% de la expectativa de productividad, mientras que otros productores llegan a los 3.500 kilos. Según Dietze los cálculos señalan un promedio general de 3.000 kilos por hectárea, sin embargo destacó que la expectativa apuntaba a unos 3.500 kilos. Apuntó también que otro efecto negativo es la merma en la calidad industrial de los granos.

A pesar de todo Dietze manifiesta que, en términos generales, se mantiene la esperanza de lograr una buena producción ya que los rendimientos resignados no son alarmantes. Por otro lado los socios de la cooperativa Pindó, con parcelas distribuidas entre los departamentos de Caazapá y Alto Paraná, reportan pérdidas de hasta el 5% en la producción de soja tempranera. Algunos productores no superaron los 2.700 kilos por hectárea, considerando que el año pasado, alcanzaron a un promedio de 3.300 kilos, según Romualdo Zocche, gerente General de la Cooperativa.

Zocche informó que una buena lluvia a principios de enero había disparado la expectativa de los socios de la institución, sin embargo, el calor sofocante y la ausencia de inclemencias importantes que caracterizaron a las últimas semanas, aceleraron el secado del suelo repercutiendo negativamente en la producción. De acuerdo a las declaraciones de Zocche, algunos lugares registraron precipitaciones en cantidad suficiente, dando como resultado un nivel de producción importante, pero otros sitios no experimentaron más que chubascos que no satisfacen las necesidades mínimas de humedad que requiere el suelo.

Por de pronto se aguarda que hacia el fin de semana caiga una lluvia significativa que favorezca el cultivo de ciclo normal que se encuentra en pleno proceso de formación de granos. Los socios de la Cooperativa Pindó tienen en su conjunto unas 50 mil hectáreas de soja cultivadas. La suerte de los socios de la Cooperativa Naranjito, en el Departamento de Itapúa, no es muy distinta a la de sus colegas de Pindó. El presidente de la entidad, Rubén Zoz, informó que este periodo seco provocó importantes pérdidas en la cosecha.

En términos numéricos, en esta primera etapa el promedio no supera los 3.200 kilos por hectárea, considerando que el año pasado llegó a 3.500 kilos en esta misma época. Sin embargo, Zoz considera que la situación actual no amenaza la soja de ciclo normal ya que en líneas generales el pronóstico se presenta bastante favorable para el campo. Zoz agregó que en 2013 los socios de la Cooperativa Naranjito Limitada cosecharon 72 mil toneladas de soja, todo un récord en estos 22 años de existencia que tiene la institución

 

 

Fuente 5días.