Etiquetas

, , , ,

Teniendo en cuenta que el pasado 13 de enero inició el primer periodo de vacunación contra la fiebre aftosa, las autoridades sanitarias en conjunto con profesionales veterinarios y técnicos se movilizan por todo el país con el objetivo primordial de inmunizar el 100 % de la hacienda general (ganado bovino y bufalino). Con la erradicación de la enfermedad y un estatus sanitario que goce de buena fama a nivel internacional, se pueden alcanzar mejores precios de mercado para el producto final, la carne. (Dr. Fulgencio Aquino)*

_595_395_1038665ma0

Foto ABC Rural

Las comisiones de salud animal, tanto los centros de coordinadores y subcoordinadores, los certificadores y vacunadores ya fueron capacitados en su totalidad para llevar a cabo la vacunación antiaftosa; es decir, que los profesionales ya están habilitados para la tarea desde el 13 de este mes. En el caso de los productores con más de 100 cabezas en su establecimiento, el protocolo de vacunación se realizará con un certificador designado que fiscalizará el trabajo. Mientras que, en los propietarios con menos de 100 cabezas, la intervención la realizarán vacunadores autorizados. Dichos profesionales pertenecen a las comisiones de salud animal. Cabe desatacar que los coordinadores y técnicos contratados son médicos veterinarios, quienes reciben el adiestramiento por el Servicio Nacional de Calidad y Salud Animal (Senacsa), antes de que inicie la campaña y, posteriormente, son supervisados durante los trabajos.

COBERTURA TOTAL

La vacunación contra la enfermedad se realiza en todo el país, no obstante, se pretende empezar en los predios de riego, que son los establecimientos que cuentan con elevada cantidad de animales. Los predios de riesgo no son denominados de esta forma por presentar problemas sanitarios, sino por el número de cabezas.

Toda la programación de inmunización es acompañada por los jefes de las unidades zonales, que son funcionarios oficiales del Senacsa y coordinadores de la región. La actividad se prolongará hasta el 28 de febrero, mientras que la vacunación con registro irá hasta el 11 de marzo.

NOTIFICACIÓN

Los productores son notificados a través de las comisiones de salud animal de manera a programar la fecha de vacunación en su establecimiento. Algunos solicitan el adelantamiento o retraso mediante una nota. Esto es verificado por el jefe de la unidad zonal del Senacsa para coordinar otra fecha, en el caso que fuera necesario.

Mediante la campaña se abarca unas 13.800.000 a 14.000.000 de cabezas aproximadamente, aunque esto es variable y depende de las pariciones durante la época.

PERFECCIONAMIENTO

Las autoridades locales buscan perfeccionar el calendario que compete al periodo de vacunación de la fiebre aftosa, debido a que de esto depende la erradicación del mal, a fin de lograr una sanidad óptima y llegar a nuevos mercados. Para la campaña 2014, se realizó la capacitación en dos etapas: primero a los coordinadores, que alcanzan a 3500 a 3800 personas. Posteriormente, se instruyó a los demás actores como los certificadores y vacunadores, vinculados con el sistema informático, lo que permite agilizar las tareas.

RECUPERACIÓN

Luego del traspié con la aparición del foco de aftosa en el 2011, en la actualidad se está recobrando los espacios de mercado, con la recuperación del título de país libre de fiebre aftosa con vacunación. Ejemplo de ello es la reapertura de Chile y las altas expectativas de conseguir importantes compradores como la Unión Europea; a su vez, este último se encargará de enviar sus técnicos para las auditorías correspondientes.

RECOMENDACIÓN

El tema de la sanidad animal no solo le respecta al Senacsa; todos, deben concientizarse sobre la importancia de vacunar a los animales, debido a que esto permitirá posicionar al país como un referente en cuanto a producción cárnica y por ende, se obtendrán buenos precios. Por ello, se sugiere a los productores realizar la tarea y recibir a los vacunadores y certificadores con una atención preferencial. La meta es vacunar la totalidad de la hacienda y registrarla, a más de poner en condiciones el establecimiento para erradicar definitivamente la enfermedad.

(*) Director de campo – Digesit / Senacsa

 

 

Por ABC Rural