Etiquetas

, , , , , , , , , , , ,

20130729_29228_51f68f24f096a_590

Los niveles del comercio en la región seguirán incrementándose, las cargas irán tomando o abriendo nuevas rutas, los países necesitarán cada vez más enlaces para moverse. En este sentido la disyuntiva entre el Pacífico y el Atlántico no existe, porque ambos son conexiones al mundo, dijo el ingeniero Roberto Salinas, Coordinador del Plan Nacional de Logística (PNL).

“Paraguay es un articulador importante entre el Pacífico y el Atlántico, tiene que acceder bien a los dos lugares y ganar ventaja”, subrayó el experto al evidenciar que pensar en uno u otro lado no debe ser producto del enojo coyuntural sino de estrategias estructurales genuinas. Busquemos el Pacífico, porque es una oportunidad, sus países son economías complementarias a la nuestra pero sin especular con las coyunturas señaló Salinas al insistir en una política comercial de integración regional sin separar ambos bloques.

INTEGRACIÓN

“Paraguay tiene que pensar en la integración regional como ventana al mundo apuntando a una política expansionista. No olvidemos que Brasil es un jugador importante, y es miembro del Mercosur, con acceso a Chile, (uno de los socios más importantes de la Alianza del Pacífico) mediante algunos productos como la carne, por lo que la inteligencia dicta que aquí hay que enfocarse a las estrategias que faciliten los enlaces comerciales en base a buenas practicas logísticas”, explicó Salinas.

Paraguay está llegando tanto al Pacífico como al Atlántico, pero existen algunos requerimientos logísticos de estrecha relación con los comerciales en los que debe empezar a incidir para impulsar su internacionalización por uno y otro lado.

Aunque se optara solamente por el Pacífico no se puede evadir a Brasil ni Argentina, más aún en el último caso ya que por su territorio pasa la carne que va a Chile, exigiendo la visión de una política de integración comercial a nivel regional, indicó la fuente.

Salinas manifestó que ninguna política de integración será eficiente mientras Paraguay no mejore su condición tanto en términos logísticos como comerciales.  “Hoy es inminente iniciar una estrategia comercial a nivel país, de servicios primero y después de infraestructura”, remarcó el mismo. En este marco aparece la formalización del comercio exterior (imagen, seguridad, y frecuencia como el destino de las cargas), mecanismos para aumentar la escala porque las mercaderías de Paraguay son pequeñas y pierden prioridad ante los operadores de servicios. Además la información es elemental. “Un mercado des informado es ineficiente,necesitamos un sector público-privado que estimule este servicio”, indicó Salinas.

“Las prácticas logísticas deben ser más confiables, los camiones deben tener certificaciones, controles de seguridad mediante scanners, aprovechar el flete de retorno de Chile”, afirmó la fuente al agregar que estos hechos son generadores de problemas en el tránsito, en las fronteras, y en los puertos vecinos ocasionando mayores costos sacrificando la eficiencia porque las cargas tardan en llegar a destino, y esa situación es exclusiva responsabilidad del empresario local.

“Principalmente Paraguay debe tener una política agresiva fuerte de infraestructura fuera de su país, tiene que propiciar inversiones de factibilidad en conjunto con los países que conectan con ambas regiones y no ponerse en el papel del pobre que está pescando siempre”, consideró. Entre algunas preferencias Salinas citó: que se tiene que ayudar al Brasil para que su ferrovía llegue desde Cascabel hasta Ciudad del Este, y que ponga un patio de carga hacia el lado paraguayo, con una salida eficiente a Paranaguá, igual el que se tiene con Posadas, exigirle lo mismo en Pilar a la Argentina para llegar como por un tubo a Rosario.

Sostuvo que las infraestructuras de enlaces ya se están estableciendo con la Iniciativa para la Integración de la Infraestructura Regional Suramericana (IIRSA), pero Paraguay tiene que marcar protagonismo para que los países más grandes desarrollen las mismas, de ser posible propiciarlas cooperando económicamente.

Otro eje es el sistema vial al norte Murtiño-Carmelo Peralta (puente), una buena carretera a Loma plata, otra a Neuland, Pozo Ondo, Tartagal hasta Argentina y ahí otra vez de Pilar a Salta.

POSIBILIDADES

Paraguay tiene que estar preparado para: aprovechar y crear flete de retorno.

Con una buena inteligencia puede abrir nuevos enlaces entre proveedores de servicios y generadores de carga, incentivar las inversiones estructurales con los vecinos para ir subiendo la escala del transporte e ir añadiéndose a la misma.

“El país se va a beneficiar en eso porque va a tener una estrategia logística que le permita dimensionar el movimiento e invirtiendo conforme a sus oportunidades”, resumió el coordinador del PNL, al insistir que eso es lo único

que Paraguay debe hacer en este momento, mientras vaya propiciando las inversiones estructurales afuera.

 

Por Rossana Escobar

Fuente: 5días.