Etiquetas

, , , , , , , , , , , , , , , ,

DSC_7799 copy

El suelo chaqueño cuenta con un potencial de albergar a unas 1,5 millones de hectáreas de soja, que representaría una expansión de 50% con relación al área cubierta con los cultivos del rubro oleaginoso.

Mediante un recorrido técnico desarrollado por la Asociación de Productores de Soja, Cereales y Oleaginosas (APS), se diagnosticó que existe un potencial de crecimiento de la siembra del rubro oleaginoso, respetando las medidas medioambientales vigentes en esa región del país.

Regis Mereles, presidente de la APS, comentó que la promisoria zona del Alto Chaco o Chaco Norte en el límite con Bolivia y Brasil, conocida como Línea 1, puede convertirse en una zona potencialmente agrícola de soja y maíz.

Agregó que mediante un recorrido en la zona pudo confirmarse con los propietarios del lejano lugar las potencialidades agrícolas de la región, ubicada a 800 Km de Asunción, que puede alcanzar hasta 1,5 millones de hectáreas agrícolas en forma sostenible.

La región puede generar unas 2 millones de toneladas de granos anuales, que equivaldrían a USD 1.000 millones anuales, sin incluir a otros cultivos complementarios o a la misma producción ganadera.

Agregó que, de hecho, estas probabilidad es aun habiendo indicios que son más que elocuentes, necesitará de las infraestructuras necesarias como caminos de todo tiempo, silos de almacenamiento, puertos de embarque y otras estructuras para que la inversión sea sostenible.

También hay que tener en cuenta que la zona corresponde al área denominada de la Biosfera, pero si se trabaja bajo el respeto irrestricto de las normas ambientales, se puede llegar a obtener una alta productividad

agropecuaria en forma sostenida. Actualmente, en esa región se cuenta con

experiencias en la producción agrícola.

En esta zafra se esperan cerca de 12 mil hectáreas de siembra de soja, distribuidas entre cuatro empresas, incluidas las cooperativas de producción.

 

Fuente: TodoCampo