Etiquetas

, , , , , , , , ,

20130305_25137_5135d94971717_590
Cultivo de jatrofa, planta cuyo aceite se utiliza para producción de biocombustible.

En este momento tenemos aproximadamente tres mil  hectáreas distribuidas entre productores minifundiarios de Yhú, San Pedro y Alto  Paraná. Se está produciendo biocombustible del aceite de jatrofa, aunque en  escasa cantidad, por la dificultad de extracción del aceite.

BIODIESEL 
Tres kilos de  jatrofa produce un litro de aceite y un litro de aceite produce 900 cm. cúbicos de  biodiesel, es decir, 10 litros de jatrofa produce 9 litros de biodiesel. “Pero para  conseguir la industrialización debemos concentrar la producción, no podemos  conseguir 100 ó 200 litros de biodiesel en cada finca”, comentó.

Galeano explicó  que el mayor inconveniente que se tiene en el país es la industrialización de la  jatrofa, pues los cultivos se encuentran actualmente dispersos, “necesitamos un  plan nacional que se sectorice y concentre la producción de jatrofa en un sólo  lugar, de tal manera que la cosecha esté próxima a las plantas industriales y así  sortear el costo del flete”.

La jatrofa se caracteriza por crecer en áreas pobres que  generalmente no dan posibilidad a otros cultivos, germina en todo tipo de tierra. Si  bien en el suelo fértil son más productivos, se puede plantar en tierras  menos  fecundos, de tal manera a no competir en las superficies orientadas a la  producción de alimentos.

En nuestro país las zonas geográficas más aptas son:  áreas como las de Yhú, San Pedro, Concepción y todo lo que queda al norte. El  Chaco es potencialmente apto para la jatrofa, pero allí se tropieza con el  inconveniente de que se no existe mucha población y la cosecha de la jatrofa sólo se puede realizar en forma manual.

En la situación actual, los productores  comercializan su jatrofa en forma de semilla a los acopiadores, y estas son  llevadas en su  mayoría al Brasil, pero también se venden a las plantas de  producción de biodiesel de nuestro país, que son varias.

“Los brasileños vienen y acopian para llevar a su país que tiene mucho mejor precio, la mayor cantidad de  cosecha de jatrofa va a  Brasil junto con el tártago”, con el mismo objetivo de utilizarla en producción de biocombustible.

La venta al mercado interno es menor, pero se realiza porque al producir biodiesel el aceite de jatrofa registra  total ausencia de acidez.

PLAN NACIONAL
Es muy importante desarrollar un plan de  jatrofa para poder producir a gran escala, con grandes ventajas  para el medio ambiente y las familias campesinas, pues la cosecha sólo se realiza de forma  manual.

La no utilización de maquinarias es una ventaja medioambiental, y al ser un  trabajo necesariamente realizado por personas, ocupa a toda la familia que se  dedica al rubro, “no es un trabajo pesado y lo pueden realizar, sin correr riesgos, hombres y mujeres”, recalcó.

Galeano enfatizó que el darle un carácter social a la producción de jatrofa puede ayudar a que el proyecto avance más rápidamente.

COSTO DE PRODUCCIÓN
El único costo alto es el tiempo que se debe esperar  para su cosecha, cultivar una hectárea de jatrofa es más barato que cultivar una  hectárea de tártago, pero se espera dos años para tener la primera producción, “el  costo no es alto, sólo se espera mucho”.

El aceite de jatrofa es el único del que se  está haciendo  biocombustible para aviones. Hay dos compañías que ya están  volando con biocombustible producido por jatrofa. La aerolínea TAM  ha desarrollado experiencias aéreas para probar el biocombustible. El aceite extraído  de la jatrofa es uno de los aceites de mejor potencial y característica físico-química ideal para utilizarse en aviones comerciales.

RENTABILIDAD 
Galeano explicó que definitivamente puede ser un negocio rentable si se desarrolla un plan de producción. La desventaja a nivel económico está en que no se puede cultivar en grandes hectáreas ya que la cosecha debe ser manual.
Además de los ingresos que pueden generar a las industrias de biocombustibles, el cultivo mismo corresponde a un ingreso adicional para los agricultores minifundiarios.
La jatrofa es una planta perenne que vive de 50 a 70 años “se planta una vez, se cuida una vez, a los dos años se comienza la cosecha y aún se tendrán frutos para recolección segura por dos generaciones.

CIFRA

900 cm³
De biocombustible se obtienen de un litro de aceite de jatrofa.

Por Silvia Martínez

Fuente: 5días