Etiquetas

, , , , , , , ,

El país, que vende la mayor parte de su producción de soja en forma de granos, estará en condiciones de duplicar su capacidad de molienda a unas 4 millones de toneladas en el 2013, cuando otras plantas propiedad de Archer Daniels Midland, Bunge y Louis Dreyfus comiencen a operar.

Asunción. La exportadora internacional de granos Noble planea instalar en Paraguay una planta procesadora de soja, siguiendo los pasos de otras firmas multinacionales, anunció este lunes el presidente de la cámara que reúne a las empresas procesadoras de oleaginosas y cereales.

El país, que vende la mayor parte de su producción de soja en forma de granos, estará en condiciones de duplicar su capacidad de molienda a unas 4 millones de toneladas en el 2013, cuando otras plantas propiedad de Archer Daniels Midland, Bunge y Louis Dreyfus comiencen a operar.

La fábrica que ADM construyó en el puerto de Villeta con capacidad para procesar un millón de toneladas de soja al año, comenzará a operar esta semana, dijo la Cámara Paraguaya de Procesadores y Exportadores de Oleaginosas y Cereales (Capro).

En cuanto al proyecto de Noble, la empresa ya adquirió un terreno de 60 hectáreas en Villeta, donde comenzará a operar próximamente un puerto en el que invirtió unos US$16 millones, y tiene proyectado destinar más fondos a la industrialización del grano, aseguró el presidente de Capro, Oscar Sosa.

«Es la razón por la cual se asoció a la cámara, porque tiene un proyecto futuro de inversión en la industrialización (…) no hablaron sobre el año pero tienen un proyecto. Adquirieron un terreno grande y están montando el puerto», señaló Sosa.

«Supongo que ellos van a ir observando un poco el desarrollo de los acontecimientos, cómo se comporta la producción del país con las nuevas plantas y cómo se comporta el mercado», agregó.

La Capro está pidiendo a las autoridades que adopten medidas para estimular la industrialización en el país, ante la posibilidad de que una gran parte de la producción que corresponde a la variedad ‘tempranera’ (que se cosecha desde mediados de enero a marzo y equivale a un 40% del total de la cosecha) termine en Argentina.

Las firmas Bunge y Louis Dreyfus Commodities (LDC) se aliaron para invertir 165 millones de dólares en otra planta también localizada en Villeta, con capacidad para procesar 1,3 millones de toneladas anuales de soja y con su inicio de actividades proyectado para el próximo abril.

Paraguay es el cuarto exportador de soja detrás de Estados Unidos, Brasil y Argentina y tiene previsto levantar unas 8,4 millones de toneladas en el ciclo 2012/2013, una cifra récord que duplica la producción de la campaña actual, castigada por una feroz sequía que afectó a toda la región.

Las nuevas inversiones, sumadas a otras que las firmas Conti y Cargill tienen en carpeta, elevarán la capacidad total de molienda del país de 5,7 toneladas diarias a 13,8 toneladas, dijo Sosa.

«Lograríamos industrializar 4,5 millones de soja anuales, entre el 55 y 60% de la producción contra un 22% actual», agregó.

Escenario argentino preocupa. El optimismo por las inversiones que suman unos US$400 millones en los últimos dos años contrasta con la preocupación de los industriales por la decisión de Argentina de permitir la importación de porotos de soja paraguayos bajo el régimen de admisión temporaria, porque temen que una salida masiva los deje sin materia prima.

La Capro está pidiendo a las autoridades que adopten medidas para estimular la industrialización en el país, ante la posibilidad de que una gran parte de la producción que corresponde a la variedad ‘tempranera’ (que se cosecha desde mediados de enero a marzo y equivale a un 40% del total de la cosecha) termine en Argentina.

«Estamos preocupados, hablando con las autoridades, tratando de despertar conciencia de que justo ahora que estamos invirtiendo en la industrialización no permitamos que por una distorsión impositiva nos quiten competitividad», dijo Sosa.

«Argentina ya está demandando (soja paraguaya) para solucionar el problema de la ociosidad de sus plantas y, si nosotros no hacemos nada, sólo nos quedará mirar cómo se llevan nuestra materia prima», agregó.

Las inversiones en el sector suman unos US$400 millones en los últimos dos años.

 

Por: Reuters

Fuente: America Economia