Etiquetas

, , , , ,

Imagen

El Programa de Mejoramiento Genético de la Raza Braford (PMGB) fue lanzado oficialmente en el mes de julio de este año, y en el 20 de agosto se realizó la firma del contrato con Gensys, una consultora en el Paraguay que se dedica al mejoramiento genético animal y que se encarga de todo el soporte técnico y la validación técnica del PMGB. El programa propone la selección de animales basada en evaluaciones genéticas, que implica un sistemático control de producción en las empresas que están llevando a cabo el programa en distintas fases del ciclo de producción y de la cría, la reproducción de los animales, pasando por el nacimiento, luego la fase del destete y posdestete, donde se levanta información de características productivas, almacenando con las informaciones genealógicas.

El ingeniero Carlos Ortiz, de la consultora Gensys, explicó que este programa se trata de la evaluación de producción y realizar registros genealógicos que se procesan estadísticamente, lo que se denomina evaluación genética, y el resultado de ese procesamiento de datos es lo que se conoce como diferencia esperada en la progene, lo que sería la estimativa en el valor progenético de los animales para que los productores y criadores realicen la selección basada en esos valores genéticos estimativos. “Con esto se espera que el progreso genético o el avance, a cada año sea más rápido de lo que hubiese sido sólo con el genotipo del animal”, mencionó.

DURACIÓN

Este programa, como todo proceso de selección, no tiene límites en cuanto a duración, agregó Ortiz. “Es un proceso constante, ya que el proceso de selección en un rebaño es acumulativo. Se realiza constantemente y criteriosamente, nunca deja de acumular y eso no tiene fin en el sentido de trazar metas y objetivos y de ahí la raza se propone nuevos objetivos, nuevos desafíos y el programa sirve para poder llegar a esos nuevos desafíos”, dijo.

BENEFICIOS

Asimismo, Ortiz mencionó que la implementación de este programa abrirá caminos tanto clínicos como comerciales de los rebaños que participen. “Clínicamente, porque se abre la posibilidad de que trabajemos con una gran cantidad de información de otros rebaños con mucho volumen de vacas, ya que la red de consultora trabaja con una consultora que tiene su filial en Paraguay. Entonces el sistema permite que mediante el uso de genética en común, por ejemplo la inseminación artificial, que ciertos toros tengan hijos tanto en el Brasil como el Paraguay, es decir, en diferentes rebaños y estancias; eso permite que los resultados puedan ser comparados entre sí, lo cual tiene mucha consecuencia en cuanto al valor técnico, al decir que mi animal no es el mejor sólo entre mis 100 vacas sino entre las 1 millón de vacas que están siendo evaluadas anualmente en el programa internacional. Por ello, la presión de selección que se puede aplicar es mucho mayor y, por ende, el progreso genético también lo es”, dijo.

Por otro lado, en lo que respecta a las cuestiones comerciales del programa, Ortiz manifestó que los principales beneficios son que el rebaño Braford en nuestro país pueda ser conocido de manera internacional. “Estos resultados de evaluación se publican anualmente bajo la denominación “sumario de toros”, que es el resumen de toros padres. En ese resumen están rankeados todos los individuos que están siendo probados dentro del programa, no sólo dentro de la asociación sino también de la base de datos que se maneja a nivel internacional, hablando de Paraguay y Brasil, que ya es un volumen de datos y eso permite alinearse a los estándares de calidad que hoy es exigido para exportación de material genético, independiente a lo que es cualquier limitación sanitaria que hoy pueda existir para exportar material genético o animales vivos, pero por lo menos cumplir con normas y cualidades en este caso, cualidades genéticas basadas en un criterio de objetivos de lo que ese animal transmitirá a su descendencia”, concluyó.

 

 

Por: 5días

Suplemento Campo