Etiquetas

, , , , , , ,

Los productores de soja podrían sufrir un incremento de más de un dólar por cada tonelada de soja producida con la tecnología RR (Roundup Ready, resistente al herbicida) en concepto de pago de regalías por el uso de la herramienta a la multinacional Monsanto. Hasta la última campaña se viene pagando 4 dólares más IVA por tonelada de granos producidos.

Si bien la mayoría de los productores no se muestran reacios al pago de las regalías correspondientes al derecho de propiedad intelectual por la tecnología, sostienen que no aceptarían un aumento del monto en este nuevo ciclo hasta tanto se cuente con un evento más avanzado o se pague por semillas, no por granos.

ABARATAR COSTOS

Ignacio Conradi, productor de la zona de San Alberto, departamento del Alto Paraná, indicó que lo justo sería pagar a la hora de la compra de las semillas y no por la producción de granos. Agregó, además, que se debería ofrecer alternativas al productor para abaratar la regalía.

“Hay un precio sobre las semillas, pero acá se está cobrando sobre la producción, y eso es pesado. En verdad es conveniente pagar, ya que salimos de una producción de 2.500 kilos por hectárea y hoy llegamos a más de 4.000 kilos por hectárea, gracias a la tecnología, pero no es sólo la semilla, hay otros productos que vienen acompañando. La tecnología vale la pena, no podemos discutir, pero tendríamos que ver para abaratar más”, agregó.

INVERSIÓN ALTA

Por su parte, el productor Ilvo Spielmann, productor de la zona de Canindeyú, asintió que el pago de regalías es una inversión muy alta para el retorno que obtienen y que el monto no podría ser superior a lo que vienen pagando, ya que no están teniendo los resultados que obtuvieron al principio con el uso de la soja RR. “No vamos a pagar más de lo que ya se está pagando, de ninguna forma, porque además ya no estamos teniendo el resultado que se tenía inicialmente, cuando se aplicó la tecnología. Hoy hay muchas malezas resistentes al glifosato, por lo que debemos entrar con otros herbicidas para combatir las malezas y eso representa un costo adicional”, resaltó.

Además, Spielmann puntualizó que el uso de la tecnología es necesario, aunque económicamente es más negocio el convencional que el transgénico. “Hoy el convencional prácticamente viene a ser mejor que el transgénico, aunque por motivos de facilitar la tarea y no mezclar en el momento de las fumigaciones cada uno elige una línea de producción, entre RR y convencional. Actualmente la mayoría ha elegido el RR, pero está dejando que desear por el hecho de que hay muchas hierbas que son resistentes al glifosato, al final hay que hacer una reaplicación con otro producto para poder limpiar la propiedad”, mencionó.

En tanto, el productor Omar Rafaelli explicó que hoy el productor no está en contra de pagar las regalías, pero se tienen que comercializar nuevos eventos para compensar lo que ya se ha pagado a la compañía. “No vamos a pagar más sobre la tecnología disponible, no más de lo que ya estamos pagando, incluso este año tendríamos que dejar de pagar ya”, aseveró.

BUEN ARRANQUE

Las intensas lluvias caídas en esta semana en el departamento de Canindeyú presagiaron un buen inicio, a pesar de la desesperación de muchos productores que se arriesgaron a sembrar todas sus semillas en suelos bastantes secos, según comentarios de socios de la Asociación de Productores de Soja, Oleaginosas y Cereales del Paraguay (APS).

“Al inicio estaba un poco parado, estaba peligroso, ya tenemos 70% sembrado y ahora vino la lluvia, hay buena expectativa y precios también”, comentó Osmar Rafaelli. Las mismas expectativas fueron mencionadas por el vicepresidente del Grupo Apane de Nueva Esperanza, Juvelceu Tessaro, quien representa a 15 socios que siembran alrededor de 12 mil hectáreas en la región y poseen instalaciones para acopiar alrededor de 70 mil toneladas de granos.

Por su parte, Ignacio Conradi sostuvo que a mediados de octubre ya estarían sembradas la totalidad de la superficie destinada a la soja en la región, con la esperanza de obtener un buen margen este año, a fin de cubrir lo perdido en la última campaña de soja y maíz, y en algunos casos del trigo.

Asimismo, Ilvo Spielmann expresó que el clima ayudó mucho a este buen inicio de siembra. “Inicialmente hizo bastante frío y actualmente estamos con un calor de alrededor de los 40 grados. Tuvimos bastante lluvias, entre 50 y 60 mm, en general podemos decir que en nuestra zona llovió bastante bien, lo que ayudó mucho. Las expectativas para esta campaña son bastante positivas”, finalizó.

 

Por Estela Ojeda

Fuente: 5días