Etiquetas

, , , , , , , , ,

Por desarrollo sustentable se entiende el conjunto de actividades que, actuando sobre el medio, se orientan a dar respuesta a las exigencias humanas actuales, sin afectar cualitativa ni cuantitativamente las necesidades de las generaciones futuras. El desarrollo sustentable busca la preservación del ambiente; así como el uso y la gestión sostenible de los recursos naturales.
por Ing. Agr. Fernando Díaz Shenker

Las innumerables actividades agropecuarias, industriales y de servicio que realiza el hombre, en interacción activa y continua sobre el medio, son las que, en principio, han llevado a la preocupante situación que, desde el punto de vista ambiental, se vive hoy en día en el planeta. Ello se refleja en la contaminación del aire y el agua, la deforestación, el uso indiscriminado de los recursos naturales, la pérdida de biodiversidad, erosión de los suelos, destrucción de la capa de ozono y generación de residuos domésticos e industriales.

Se trata de problemas originados en el ambiente, fruto de la misma necesidad que tiene el hombre de explotar estos recursos para su progreso y bienestar; lo que se refleja en los avances técnicos, tecnológicos y biológicos actuales, los que, a su vez, presionan cada vez más al medio y sus recursos naturales.

EL INFORME BRUNDTLAND
El concepto de desarrollo sustentable fue utilizado por primera vez en 1987, en un documento titulado “Nuestro futuro común”, publicado por la Comisión Mundial sobre Ambiente y Desarrollo, también conocida como Comisión Brundtland, en honor al equipo liderado por Gro Harlem Brundtland, doctora y política noruega.
En el documento se define que “desarrollo sustentable es aquel que puede lograr satisfacer las necesidades y aspiraciones del presente, sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras de satisfacer sus propias necesidades y aspiraciones”.

En términos simples, el desarrollo sustentable plantea el compromiso de legar a nuestros descendientes un país, una región o una comunidad, con la misma cantidad y calidad de recursos y oportunidades con la que disponemos en la actualidad. Pero no se trata tan solo del bienestar del hombre, sino que también debe asegurar las condiciones aceptables de vida de las diferentes formas vegetales y animales existentes; también de la microflora y microfauna, que viven en equilibrio con su entorno y de las que incluso dependemos para nuestra subsistencia.

LA SOSTENIBILIDAD DEL AMBIENTE
La sostenibilidad ambiental es uno de los ocho ambiciosos objetivos más conocidos como Objetivos de Desarrollo del Milenio (ODM), que forman parte de la Declaración del Milenio, aprobada en setiembre del 2000 en Nueva York, EE. UU., por 189 países y firmada por 147 jefes de Estado y Gobierno en la Cumbre del Milenio de las Naciones Unidas. Los ODM se componen de 8 objetivos y 21 metas cuantificables, que se supervisan mediante 60 indicadores.

CONCLUSIÓN
El crecimiento y desarrollo económico, tecnológico y social de la humanidad deben tener en cuenta la preservación del ambiente y el equilibrio de los procesos evolutivos de la naturaleza, para que no se constituyan en una limitante a su bienestar y progreso. Por eso, las Buenas Prácticas Agrícolas contemplan en sus protocolos lo relacionado al cuidado del ambiente y sus recursos, para que junto con la aplicación de eficientes tecnologías agropecuarias se eleven los índices de productividad rural, pero pensando en la calidad de vida de las futuras generaciones.

(*) Especialista en comunicación rural.

Tomado de ABC rural 
http://www.abc.com.py/