Etiquetas

, , , , , , ,

Por ABC Rural

La canola es un cultivo que en Paraguay se aprovecha totalmente para la obtención de aceite a partir de la cosecha de sus granos. En el distrito de Yhu, departamento de Caaguazú, se trabaja en la producción de esta especie, obteniéndose una producción promedio de 1400 a 1500 kg por año. (Ing. Agr. Adilson Polizer)*

/ ABC Rural

El cultivo de canola es utilizado como oleaginoso para la extracción de aceite, el cual se procesa en Paraguay. La siembra de esta planta inicia a partir de mayo-junio. Existen numerosas variedades que se adaptan a diversos climas, razón por la que será necesario conocer las condiciones de la región donde se desee producir. Específicamente en la colonia Pindo, distrito de Yhu (Caaguazú), la zona se caracteriza por ser cálida, por lo que se trabajará con una variedad acorde.

SIEMBRA
La canola se siembra en torno a los 25 o 30 granos por metro lineal. Lo ideal sería utilizar en torno a las 20 semillas. Sin embargo, este resulta muy complicado por la pequeñez de las simientes. Para tener una idea, en una vaina de 5 a 6 cm, se cuenta con un total de 15 semillas.
En cuanto al ciclo productivo, en la canola es muy irregular, abarcando desde 130 hasta 150 días; todo depende de la temperatura. Si la siembra se efectúa en mayo, la cosecha se realizará en setiembre; si bien la siega de algunas parcelas podría llegar incluso a octubre.
PLAGAS Y ENFERMEDADES
Uno de los principales inconvenientes con la canola es la aparición de alternaria, que es la sequedad de hojas, y se manifiesta en la base de la planta y sube hasta la parte superior. No obstante, puede ser contralada mediante el tratamiento con fungicidas de bajo costo. En cuanto a plagas, la oruga es la que más afecta al cultivo, que empieza a avanzar por el envés de las hojas. Asimismo, hay orugas muy pequeñas que afectan a las vainas, por lo que es necesario realizar un control a la parcela.
PROMEDIO DE PRODUCCIÓN
Se debe considerar que cada pie de planta suelta varios tallos, que a su vez poseen una gran cantidad de vainas. Sin embargo, la producción es muy baja por el tamaño de los granos, que son muy pequeños. El promedio general de producción oscila los 1400 y 1500 kg/ha aproximadamente; aunque hay parcelas que poseen un rendimiento de 2000 a 2200 kg.
DESECACIÓN
Con el objeto de realizar la cosecha de las vainas y lograr uniformidad en la maduración, existe un procedimiento denominado desecación. Consiste en colocar un producto al cultivo con lo cual se evita la abertura de las vainas. Si las vainas están cerradas, se protege a los granos. Este trabajo es propicio en el caso de pronósticos de lluvia que, en la mayoría de los casos, ocasiona la pérdida del cultivo por la fragilidad de las vainas. Si hay pronóstico de lluvias, la desecación se hace antes del día marcado para la precipitación.
COSECHA
El trabajo más difícil para este cultivo es la cosecha, porque las vainas son muy débiles y es necesario preparar correctamente las máquinas para el trabajo, a fin de evitar la menor pérdida de granos. Como el cultivo no es uniforme en cuanto a su maduración, como el maíz, la soja o el trigo, se debe definir el punto exacto para realizar la desecación, de manera a cosechar de forma ordenada y uniforme. Una
vez cosechados los granos, se almacenarán a un porcentaje de humedad del 11 %. 

(*) Técnico de Agrosilo Santa Catalina.