Etiquetas

, , , , ,

Foto 5días

Los cultivos de algodón, cuya producción se centra en reducidos grupos de familias campesinas, se encuentran desde hace décadas en franco retroceso ante el avance de las plantaciones mecanizadas de soja, principal fuente de ingreso de divisas del país.

Actualmente Paraguay produce apenas unas 85.000 toneladas de algodón en rama.La falta de semillas amenaza con recortar la producción algodonera paraguaya en un 50%, según advirtió la Cámara Algodonera del Paraguay (Cadelpa). El año pasado, se sembraron unas 60.000 hectáreas y actualmente sólo se está preparando la tierra para cubrir 30.000 hectáreas para el cultivo.

El Ministerio de Agricultura y Ganadería tiene la obligación de poner al alcance de los productores la tecnología que le pueda permitir mejorar la producción y por ende el ingreso de cada familia productora. En dicho contexto cabe el algodón, por ser un rubro de singular importancia para el agricultor que posee pequeña superficie de siembra, quienes deben tener opciones para que cada uno pueda elegir libremente que tipo de material utilizar.

La introducción del algodón transgénico al país, que ya ha sido autorizada vía decreto, no implica que se vaya a descuidar el fortalecimiento de la producción del algodón orgánico y convencional liderado por la variedad IAN 425 y de otros materiales promisorios en proceso de identificación por parte de la investigación. Según un informe del MAG, el país requiere del algodón por los siguientes motivos entre otros:

1.- Genera ocupación de mano de obra factor importante para albergar al universo de las familias productoras.

2.- Mantener la producción de un volumen estable para industrias la consideración del mercado internacional a la producción paraguaya.

3.- El aumento de la renta agraria que beneficie al productor primario.

El mismo informe explica que el algodón transgénico no presenta diferencia de manejo; se siembra como cualquier otra variedad de algodón y puede ser utilizado en cualquier sistema de cultivo. En resumen, permite un mejor control del las principales plagas de algodón que se tiene en el país tales como Yso Karu; Perillero y Lagarta rosada.

Como consecuencia, resulta una reducción de la aplicación de insecticidas para el control de las mismas, protegiendo los insectos benéficos y preservación del ambiente. Con la habilitación comercial de esta tecnología, se espera que los industriales pongan a punto sus máquinas desmotadoras a fin de sacar el máximo provecho industrial en beneficio del productor y en la presentación del producto en el mercado internacional.

AUTORIZACIÓN OFICIALIZADA

El Poder Ejecutivo oficializó por decreto este martes el permiso para el Servicio Nacional de Calidad y Sanidad Vegetal y de Semillas (Senave) para la importación de semillas transgénicas de algodón, las cuales serán destinadas a la campaña algodonera 2012- 2013.

Por decreto N° 9503, la variante habilitada de introducción al país son:

MON 531 (BT) x Mon 1445 (RR), protegida para insectos lepidpteros (alabama argillacea, heliothis virescens y pectinophore gossypiella), esta variedad tambien es tolerante a glifosato;

Estas variedades de semillas transgénicas de algodón fueron habilitadas tras el pedido de los productores algodoneros de todo el país, quienes alegaron mayores ganancias y menos uso de insecticida para el cuidado de sus cultivos. La decisión del Poder Ejecutivo se basó en las conclusiones entregadas por el Ministerio de Agricultura y Ganadería el presidente Federico Franco.
IMPLEMENTACIÓN REPRESENTARÍA UNA VENTAJA

Héctor Cristaldo, de la Unión de Gremios de la Producción, explicó que el uso de las semillas transgénicas es una metodología para el tratamiento genético del cultivo, que permite incorporar un mecanismo para lograr la autodefensa de la planta. “Con esto no es necesario utilizar agroquímicos para defender a la planta de algún ataque, el agricultor ya no tiene que preocuparse por eso, la planta se defiende sola, como si tuviese una vacuna, y eso permite un control más eficiente de la maleza, que muchas veces es un problema en los cultivos, en especial en los años muy lluviosos. Además, a veces no se tiene toda la eficiencia al controlar manualmente, por lo que se gana la facilidad de manejo en el control de enfermedades, plagas o insectos, es decir, un control más eficiente”, dijo.

Cristaldo puntualizó que con la utilización de este tipo de semillas el productor se ahorra entre 5 y 7 pulverizaciones, y en la carpida unos 30 a 45 días de tiempo. “El productor puede dedicar más tiempo a otra actividad, lo que implica una gran ventaja. El país va a tener una herramienta moderna, el pequeño productor va a tener posibilidades de competir con eficiencia en mayor producción , porque el año pasado sacamos 1.000 kilos por hectáreas, por la sequía, y al otro lado del río, en Clorinda, sacaron unos 3.000 kilos, con la misma sequía. Todo depende del manejo, la eficiencia y el trabajo del productor, ya que es una herramienta que servirá para mejorar el rendimiento en la parcela y obtener rentabilidad”, mencionó.

Agregó que el cultivo de algodón tuvo un retroceso por varios años, luego un pequeño incremento y después se frenó de nuevo, y ahora con esta implementación, este cultivo puede ir consolidándose y aumentando gradualmente, en la medida que la gente encuentre el beneficio. “Hay gente que por desinformación se opone al uso, pero respetamos todo tipo de posturas. El productor puede usar el método de trabajo que mejor le convenga, no descalificamos ningún otro sistema de producción, cada quien es libre de elegir el estilo que mejor le venga”, sostuvo.

Dijo que Paraguay se hallaba en desventaja respecto de Brasil y Argentina en materia de biotecnología. “Estábamos atados, como si solo nos hubiesen permitido usar teléfonos de línea fija mientras nuestros vecinos tenían acceso a celulares de última generación”, comparó.

“Paraguay se esta adecuando a los avances del conocimiento y la biotecnología, que es una herramienta más, no es una solución a todos los problemas, ya que como toda herramienta debe ser bien utilizada, es un avance para el pequeño productor el poder disponer de esa calidad de material para poder trabajar con mayor eficiencia” , finalizó.

 

Por: Estela Ojeda
Fuente: 5días

Anuncios